Condenan a paquistaní por atentados en Bombay

Mohammad Ajman Qasab, uno de los atacantes del atentado de Bombay.
Image caption Mohammad Ajman Qasab fue el único sobreviviente de los diez hombres que atacaron Bombay, India.

Un tribunal en India condenó a un hombre de nacionalidad paquistaní por su participación en los atentados de Bombay, que dejaron 174 muertos en noviembre de 2008.

Mohammad Ajmal Amir Qasab, de 22 años, fue el único sobreviviente de los diez hombres armados que atacaron varios puntos de la ciudad, incluidos dos hoteles de lujo.

El detenido fue encontrado culpable de los cargos que se le imputaban, incluyendo homicidio, incitación a una guerra con India y portar explosivos.

El gobierno de India responsabilizó al grupo extremista pakistaní Lashakar-e-Taiba de los ataques.

Tras rechazar en un principio esta hipótesis, las autoridades paquistaníes admitieron que los atentados fueron parcialmente planeados en su territorio y que Qasab era ciudadano paquistaní.

Agitación en la sala

Dos hombres indios, Fahim Ansari y Sabahuddin Ahmed, también estaban entre los implicados. Enfrentaban cargos por ayudar a planear los ataques, pero fueron absueltos por el juez que presidió el tribunal en Bombay.

La corresponsal de la BBC presente en la sala, Prachi Pinglay, informó que en cuanto se supo que Qasab iba a ser encontrado culpable "se escuchó un grito". Pero "la reacción fue mayor cuando el juez absolvió a los dos indios acusados junto a él".

"A medida que se leía la sentencia, los presentes empezaron a agitarse y el juez tuvo que pedir orden en la sala", agregó Pinglay.

Image caption El lujoso hotel Taj Mahal fue uno de los lugares donde ocurrieron los ataques en Bombay, India.

Se espera que para el martes surjan más reacciones cuando el juez oiga los argumentos para fijar sentencia.

La fiscalía pedirá la pena de muerte para Qasab.

Para el juicio, que tomó 271 días, se requirió extremar las medidas de seguridad, que incluyó la creación de una sala especial dentro de la cárcel donde el sospechoso estaba detenido.

Durante los últimos 14 meses, el proceso tuvo varios giros, pues en un principio Qasab rechazó los cargos en su contra. Más tarde, cambió su postura y no sólo asumió la responsabilidad del atentado, sino que además pidió que se lo colgara por ello.

Su petición no fue aceptada y el juicio continuó su curso.

En noviembre, el principal abogado de Qasab -quien fue arrestado el día después de los ataques- fue retirado del caso luego de que el juez considerara que estaba retrasando los procedimientos.

El año pasado, el gobierno de Pakistán acusó a siete personas sospechosas de tener relación con el atentado, incluyendo al presunto cerebro del plan, Zaki-ur-Rehman Lakhvi, quien se cree podría ser el líder de Lashkar-e-Taiba.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.