Auto bomba: Nueva York asustada pero desafiante

Times Square
Image caption El incidente despertó los recuerdos de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El incidente con un auto bomba en Times Square reactivó en los habitantes de Nueva York los recuerdos -y el profundo miedo- de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center.

Miles de neoyorquinos sintieron pánico tras el fallido ataque del sábado en la zona de teatros de la ciudad.

Sin embargo, la metrópolis volvió a mostrar su capacidad de recuperarse rápidamente de los cimbronazos. Nueva York regresó a su ritmo habitual en menos de 24 horas, luego de que policía y agentes secretos evacuaran la zona, desactivaran el artefacto y desplegaran un amplio dispositivo de seguridad.

Y, sobre todo, tras la reciente detención de un sospechoso, a quien las autoridades identificaron como Faisal Shahzad, un estadounidense de origen paquistaní.

Lea: detenido por auto bomba en Nueva York

Recuerdos de un ataque

Para Laura Sternberg, la del sábado fue una noche en vela.

Ella y su amiga Jackie se pusieron ansiosas mientras les llegaban las noticias de un auto bomba en Times Square.

Intercambiaron frenéticamente mensajes de texto: "¿Oíste lo que pasó?", "¿quién la puso allí?", "tengo miedo y no quiero salir del apartamento".

Para Lauren, al igual que para muchos otros neoyorquinos, los recuerdos del atentado contra las Torres Gemelas se hicieron presentes repentinamente. Temieron que algo así volviera a ocurrir.

Lauren aseguró que el incidente en Times Square la asustó como a cualquiera que "ha vivido prácticamente toda su vida en Nueva York".

"Estuve aquí durante el 11-S y, por ello, estoy hipersensible a cualquier cosa que pueda ocurrir".

"No quiero entrar al metro ni ir a Times Square", completó.

Vea también: Alerta de auto bomba en Nueva York

"El show debe continuar"

Sin embargo, no todo mundo experimentó la misma sensación.

Times Square regresó a su habitual ajetreo horas después de que el auto bomba fuera descubierto.

Los turistas volvieron a ser atraídos por las luces brillantes e intermitentes de la plaza y continuaron tomando fotos.

Los días siguientes fueron como cualquier otro en uno de los puntos turísticos de la ciudad.

Josh Eisenberg, un actor de Brooklyn de 28 años, comentó: "El show debe continuar. Es un poco desconcertante, supongo, pero bueno, esto no va a impedir que siga aquí".

Siempre alertas

En un momento, la policía de Nueva York estuvo en alerta roja. Sus vehículos entraron y salieron de Times Square frenéticamente.

Finalmente, las barreras de metal utilizadas para mantener al público alejado terminaron apiladas a un lado del camino.

Chris Selin y su esposo, Jeff, comentaron tomados de la mano: "Es espantoso pero todo parece estar bajo control. Continúa habiendo policías por todos lados".

Por su parte Lucille Scott, una maestra de Westchester, admitió haber sentido mucho temor. Pero aseguró que está decidida a no dejar que el incidente le impida disfrutar de la ciudad con su nieto.

"Nosotros, como estadounidenses, no vamos a tener miedo", dijo. "Vamos a vivir nuestras vidas, pero -recuerde- estando siempre alertas".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.