Prueba de ADN lo libera tras 29 años en prisión

Raymond Towler queda en libertad
Image caption Raymond Towler abraza a sus hermanos al quedar en libertad.

Un hombre inocente que pasó casi 30 años de cárcel en Estados Unidos por un crimen que no cometió fue dejado en libertad hace unos días en la ciudad de Cleveland, Ohio.

Raymond Towler había sido condenado a cadena perpetua por violación, secuestro y asalto criminal contra una niña de 11 años en 1981.

Pero un tribunal en Cleveland ordenó su liberación tras estudiar nueva evidencia de ADN que lo exoneró completamente.

El caso de Towler fue apoyado por el abogado Mark Godsey del Proyecto Inocencia, una organización que busca anular las sentencias de personas condenadas por error.

Hablando con la BBC, Raymond Towler dijo que había esperado todos esos años para este momento y que se sentía maravillado.

"Crimen horrendo"

Describió el período que estuvo en prisión como "desgarrador". La naturaleza del crimen por el que lo condenaron hizo que su reclusión fuera particularmente difícil.

"Es un crimen horrendo y hay unas ciertas reglas que se siguen al respecto en prisión. Uno está apartado y señalado por los otros reclusos", explicó.

Towler es músico y, aunque en la cárcel tuvo acceso a instrumentos y podía practicar de vez en cuando, no pudo alcanzar el nivel que prometía.

"Todos mis sueños fueron destruidos", dijo.

"La única manera de enfrentar una cadena perpetua sabiéndose inocente es a través de la fe".

A pesar de haber perdido 29 años de su vida, asegura que no le tiene resentimiento a nadie.

"Es el sistema judicial el que está fallando. Desafortunadamente, algo malo le tiene que pasar a alguien para que abran los ojos", concluyó.

Reformas

Image caption Las técnicas de ADN están constantemente evolucionando.

Mark Godsey, del Proyecto Inocencia, trabajó el caso de Towler con evidencia que pudieron presentar a través de nuevas técnicas de ADN.

"La técnica del ADN está en constante evolución. En 2004 llevamos el caso, pero las pruebas de ADN no pudieron arrojar un resultado concluyente. Luego en 2009 se logró un resultado exculpatorio que no fue suficiente. Sin embargo en un sólo año las nueva técnicas comprobaron la absoluta inocencia".

Aun así, el que la ciencia avance no es ninguna garantía para resolver un caso, recalcó el abogado.

Según el abogado, hay probablemente miles de casos de condenas equivocadas, pero si no se guardó evidencia de ADN o ésta fue destruida no es mucho lo que se puede hacer.

"La mayoría de las condenas erróneas suceden por falsa identificación. Mucho tiene que ver con la manera en que la policía le muestra las fotos de los sospechosos a las víctimas", aseguró.

"También hay confesiones forzadas", concluyó Godsey.

La organización Proyecto Inocencia aboga por una reforma a la manera en que se identifican a los supuestos culpables, por un resguardo seguro de ADN y por la grabación de los interrogatorios de la policía.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.