Crece la violencia en calles de Bangkok

Violencia en Tailandia
Image caption Los manifestantes se niegan a abandonar el campamento.

Soldados en Bangkok intensificaron este sábado el cerco a un campamento donde se encuentran manifestantes opositores al gobierno, en el tercer día consecutivo de violencia que se registra en la capital de Tailandia.

Fuertes explosiones y disparos se escucharon al tiempo que el ejército trató de tomar el control de las áreas norte y este de un campamento fortificado instalado por los manifestantes, a quienes se les conoce como los "camisas rojas".

El ejército declaró el área como "zona de combate" y advirtió que las tropas podrían penetrar en el campamento.

Los manifestantes sostienen que el gobierno actual llegó al poder de manera ilegítima y exigen la renuncia del primer ministro, Abhisit Vejjajiva, así como la realización de nuevas elecciones.

De acuerdo con cifras oficiales, la violencia -que comenzó el jueves- ha dejado un saldo de 22 personas muertas.

Se estima que cerca de 150 personas han resultado heridas.

Durante los últimos días, 27 personas han sido arrestadas. Cada una de ellas ha recibido sentencias de seis meses en prisión, indicó el corresponsal de la BBC en Bangkok, Chris Hogg.

En un mensaje transmitido por televisión, el primer ministro de Tailandia indicó que la acción en contra de los manifestantes es la única forma de aplacar las protestas.

Abhisit Vejjajiva dijo que su gobierno hará todo lo posible para minimizar el baño de sangre durante la operación militar.

Sin embargo, Hogg señaló que el tono del mandatario fue desafiante. El gobierno decartó negociar con los manifestantes y se ha centrado en justificar la acción armada.

En imágenes: protestas en Bangkok

El Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, pidió abstenerse de la violencia a ambas partes y restablecer el diálogo.

En el terreno

A lo largo del día, se han registrado escaramuzas entre tropas y manifestantes.

La corresponsal de la BBC en Bangkok Rachel Harvey informó que el ejército ha bloqueado las calles en un intento por interrumpir el suministro de alimentos dirigido a los "camisas rojas".

Entretanto, los manifestantes le han respondido con bombas de fabricación casera y fuegos artificiales. Los "camisas rojas" acusan al gobierno de utilizar francotiradores en su contra.

Image caption Durante más de dos meses, los manifestantes han ocupado partes de Bangkok.

Durante más de dos meses, los manifestantes han ocupado partes de Bangkok y sostienen que están decididos a permanecer en las calles mientras el gobierno actual siga en funciones.

En el campamento fortificado, hombres y mujeres, jóvenes y ancianos duermen en esteras, preparan la comida, o escuchan los discursos que provienen de una tarima construida especialmente, explicó Harvey.

"La retórica es cada vez más estridente. Los líderes más radicales ahora parecen tener las de ganar y advirtieron que habrá más derramamiento de sangre si las tropas de continúan su operación para acordonar la zona", agregó nuestra corresponsal.

El gobierno había informado anteriormente que los soldados estaban disparando sólo en defensa propia y que en breve, la situación estaría bajo control.

Sin embargo, por ahora el área en el centro comercial de la capital de Tailandia es una zona de exclusión, señaló Harvey.

A pesar de la violencia, no hay reportes de violencia en otras zonas de Bangkok.

Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos que no viajen a la capital tailandesa y la Embajada Británica advirtió que puede haber más violencia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.