Liberan a director de cine iraní

El director de cine iraní Jafar Panahi.
Image caption Panahi fue detenido en marzo por una película en la que supuestamente estaba trabajando.

El director de cine iraní Jafar Panahi tenía que haber formado parte del jurado en el último festival de Cannes, pero no pudo porque estaba detenido en su país desde marzo. Su huelga de hambre y la presión internacional han llevado ahora a su liberación.

Una película en la que supuestamente estaba trabajando, fue el motivo que según las autoridades llevó a un grupo de agentes a irrumpir en casa de este conocido opositor al régimen de Teherán hace dos meses y detenerlo junto a su mujer y su hija, que fueron liberadas rápidamente.

Como explicó el corresponsal de la BBC en Oriente Medio, Shahzeb Jilliani, "su detención generó una amplia condena, y los llamamientos para su puesta en libertad alcanzaron su máxima expresión en el festival de cine de Cannes".

La ganadora del premio a la mejor actriz, Juliette Binoche pidió su liberación cuando recogió el galardón y aseguró que "su delito es ser artista, ser independiente". El también director iraní Abbas Kiarostami dijo no entender cómo una película puede ser un delito.

Panahi, que había dicho que no abandonaría su huelga de hambre hasta que no le permitieran ver a su abogado, fue liberado bajo fianza de US$ 200.000.

Sin embargo, ahí no acaba todo porque –según la agencia oficial de noticias iraní IRNA- el fiscal informó que las acusaciones se enviarán a un tribunal revolucionario de Teherán, que podría encausar al realizador iraní.

Crítico y premiado

Image caption Juliette Binoche, pidió la liberación del cineasta cuando recogió el galardón a la mejor actriz en Cannes.

El cineasta, ganador entre otros de la Palma de Oro de Cannes o del premio al mejor director en el Festival de Venecia, suele retratar en sus películas la realidad iraní. El círculo, una de sus obras más conocidas, refleja la situación de las mujeres en ese país.

Como señaló el periodista de la BBC Vincent Dowd, "sus películas, a menudo críticas a su propio país y reconocidas internacionalmente, le han hecho impopular entre algunos de los que ostentan el poder en Teherán".

"Resulta indicativo de las tensas relaciones de Panahi con las autoridades el hecho de que en febrero no le concedieron el permiso para asistir al Festival de Cine de Berlín", añadió.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.