Última actualización: jueves, 27 de mayo de 2010 - 14:38 GMT

Parece estar funcionando freno de fuga

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El último intento de la empresa petrolera British Petroleum (BP) para tratar de frenar el derrame de crudo en el Golfo de México parece estar funcionando, según afirmaron funcionarios estadounidenses.

Tras varios intentos fallidos, BP inició el miércoles una operación conocida con el nombre de "top kill" para sellar el pozo submarino y detener la fuga de crudo.

Según anunció este jueves el almirante de los guardacostas de EE.UU., Thad Allen, a la radio WWL First News, la estrategia logró "estabilizar el flujo" que provocó la marea negra.

No obstante, Allen aclaró posteriormente que eso no significaba que el vertido se hubiera detenido. Según el funcionario, los fluidos no han logrado superar la presión de las fugas de aceite y gas, que suben y bajan por el conducto, aunque según se ve en las imágenes de televisión el vertido ya no es tan denso.

Por su parte, el director general de operaciones de la compañía, Doug Suttles, aseguró en una rueda de prensa que los resultados finales de este proceso tardarán en verse al menos 24 horas.

Suspensión temporal

La compañía British Petroleum suspendió el jueves temporalmente la operación para tapar el vertido de crudo para analizar cómo está funcionando la inyección de fluidos pesados y barro.

Un portavoz de la compañía aclaró que el cese de operaciones, de sólo unas horas, se debe a una cuestión de procedimiento.

La operación "top kill" consiste en inyectar en el lugar de la fuga lodo y cemento, que cuando solidifiquen deberían frenar el flujo de petróleo y gas, para tratar de sellar el pozo (como puede ver en el video que se encuentra en esta nota).

El proceso consiste en inyectar barro para reducir la presión del carburante. Una vez que los ingenieros logren reducir la presión a cero, empezarán a inyectar cemento en el pozo para sellarlo.

En la operación se inyectan 8.000 litros de lodo por minuto, para intentar contrarrestar la fuerza del crudo y detener su flujo. Nunca antes se había realizado un operativo de esta índole a tales profundidades bajo el mar (1.600 metros).

Cautela

Estos son los primeros signos positivos de la operación para detener la fuga que comenzó el 20 de abril cuando hubo una explosión en la plataforma petrolera Deepwater Horizon.

almirante de los guardacostas de EE.UU., Thad Allen

Allen anunció que el derrame se detuvo.

Según explicó la periodista de la BBC Jane O’Brien, la compañía ha transmitido en vivo -a través de su página de internet- imágenes del punto de origen del vertido.

De todas maneras, BP aún no hizo comentarios sobre la situación y se limitó a informar que la operación "sigue en proceso".

Aunque el comandante de la Guardia Costera ya dijo que el vertido se ha frenado, BP ha advertido que tardará algunos días en determinar si el plan finalmente funciona.

"El objetivo es inyectar el suficiente lodo en el pozo como para frenar la presión de salida de los hidrocarburos, y entonces poder sellar el pozo con cemento", indicó Allen.

Lo que aún no queda claro es si el lodo y el cemento inyectados en este procedimiento podrán contener totalmente la salida de petróleo y gas natural.

Gráfico de la operación

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.