Última actualización: martes, 1 de junio de 2010 - 08:00 GMT

Consejo de Seguridad pide investigar ataque israelí a flotilla

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Tras doce horas de intensas deliberaciones, la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) concluyó con la petición de "una investigación rápida, imparcial, creíble y transparente" sobre el ataque israelí contra una flotilla que llevaba ayuda humanitaria a la Franja de Gaza.

La declaración dice, además, que el Consejo "condena los actos que dieron lugar a la pérdida de civiles y muchos heridos y expresa sus condolencias a sus familias".

clic Lea el texto completo

Al menos nueve activistas murieron cuando soldados israelíes abordaron el lunes las seis embarcaciones en aguas internacionales.

Durante la reunión, Turquía se mostró renuente a suavizar su fuerte crítica a Israel, mientras que Estados Unidos -el mayor aliado del gobierno de Tel Aviv- intentó atenuar el lenguaje usado en el comunicado de la ONU, comentó Barbara Plett, corresponsal de la BBC en Naciones Unidas.

Riyad Mansour, observador palestino ante la ONU

La misión palestina pidió una respuesta enérgica al operativo israelí.

El Consejo de Seguridad pidió la inmediata liberación de los barcos, actualmente en poder israelí, así como de los civiles que viajaban en ellos.

La flotilla transportaba a unas 700 personas y 10.000 toneladas de suministros.

Según Jon Donnison, corresponsal de la BBC en Gaza, la mayoría de los activistas, incluidos un ex embajador de Estados Unidos, serán deportados, mientras que otros fueron detenidos y están siendo interrogados en una prisión en Beersheva, en el sur de Israel.

Durante las primeras horas de la reunión del Consejo de Seguridad, el canciller de Turquía calificó la operación de los comandos israelíes como un "asesinato cometido por un Estado".

El enviado de Israel a la ONU dijo, por su parte, que sus soldados actuaron en defensa propia cuando los activistas de la flotilla los atacaron, acusaciones que los testigos a bordo negaron.

"Esa flotilla era cualquier cosa menos una misión humanitaria", aseguró el viceembajador israelí ante Naciones Unidas, Daniel Carmon, quien añadió que los activistas usaron "cuchillos, palos y otras armas" para agredir a los soldados que abordaron las embarcaciones.

Los activistas insisten en que los soldados abrieron fuego sin haber sido provocados.

Las seis embarcaciones de la flotilla transportaban a unas 700 personas y 10.000 toneladas de suministros.

"Crimen de guerra"

Por su parte, el observador permanente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ante Naciones Unidas, Riyad Mansour, dijo que el operativo fue un crimen de guerra.

"La comunidad internacional tiene que condenar este hecho, que contradice el derecho internacional y los derechos humanos y debe poner fin al sufrimiento del pueblo palestino".

El diplomático palestino afirmó que hay que "hacer responsable a Israel por el crimen de guerra que ha cometido".

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Mansour agregó que debe ponerse fin al bloqueo israelí de la Franja de Gaza y aplicarse la justicia y las leyes internacionales.

El operativo contra la flotilla ha generado una amplia condena internacional contra Israel, por más que los soldados alegan que actuaron en defensa propia.

"Ahora está más claro que nunca que las restricciones de acceso a Gaza impuestas por Israel deben ser levantadas en línea con la resolución 1860 del Consejo de Seguridad. El cierre actual es inaceptable y contraproducente", dijo el embajador británico Mark Lyall Grant, citado por la agencia AFP, antes de que comenzara la sesión extraordinaria.

Francia, Rusia y China, que también son miembros permanentes con poder de veto en el Consejo, también solicitaron que el bloqueo fuera levantado y exigieron una investigación independiente.

Estados Unidos, aliado tradicional de Israel que a menudo usa su poder de veto para evitar resoluciones contrarias a este país, no exigió específicamente el fin del bloqueo a la franja costera, pero dio a entender que las medidas deberían ser suavizadas.

"Esperamos una investigación transparente y creíble, y solicitamos enérgicamente al gobierno israelí que indague en profundidad el incidente", declaró el viceembajador estadounidense ante la ONU, Alejandro Wolff.

El papel de Turquía

La Flotilla por dentro

  • La "Flotilla de la Libertad" estaba compuesta por tres barcos de pasajeros y tres de carga, que transportaban unas 10.000 toneladas de ayuda humanitaria.
  • Los casi 700 activistas que viajaban en la flotilla eran en su mayoría turcos, aunque también viajaban ciudadanos de Estados Unidos, Reino Unidos, Australia, Grecia, Canadá, Bélgica, Irlanda, el escritor sueco Henning Mankell, dos periodistas australianos, tres parlamentarios alemanes.
  • Al menos 10 personas murieron y unos 30 resultaron heridos, en su mayoría civiles que viajaban en la nave Mavi Marmara, la mayor de las embarcaciones.
  • Cerca de 600 activistas han sido trasladados a centros de detención israelíes, luego de que los barcos fueran interceptados por Israel y llevados al puerto de Ashdod.
  • Algunos de los tripulantes, incluyendo un ex diplomático estadounidense, ya han sido deportados.
  • De los 679 activistas que sobrevivieron, solo 50 acordaron ser voluntariamente deportados a sus países.
  • Más de 30 están hospitalizados y están siendo tratados por heridas.
  • Casi 600 personas de diversas nacionalidades están aún detenidos y están siendo interrogados por las autoridades israelíes.

El Consejo de Seguridad recibió la visita del canciller turco, Ahmet Davutoglu, debido a que la mayoría de los voluntarios que viajaban en la llamada "Flota de la Libertad" provenían de ese país, hasta hoy el mayor aliado musulmán de Israel.

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien se encontraba de visita en Chile, dijo que "la acción israelí es contraria al derecho internacional, es despiadado terrorismo de Estado".

La corresponsal de la BBC en la ONU, Barbara Plett, informó que "Turquía lideró las acciones con su ministro de Relaciones Exteriores presente y presionando por un comunicado contundente del Consejo de Seguridad".

Entre tanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien suspendió su gira por Norteamérica, dijo lamentar el costo en vidas humanas, pero defendió el operativo militar.

El portavoz del gobierno de Israel, Mark Regev, afirmó por su parte que el grupo pro palestino estaba "decidido a la confrontación".

El debate del lunes en el Consejo de Seguridad se dio en un contexto desacostumbrado.

Al contrario de otras situaciones conflictivas, tal como la última guerra de Israel contra Líbano, Israel aparece aislada y lejos de la amistad incondicional que le extendían poderosos aliados como Estados Unidos.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.