Última actualización: martes, 1 de junio de 2010 - 17:52 GMT

Israel: ¿nuevo escenario internacional?

Primer ministro Turco Recep Erdoyan

Primer ministro turco: ¿adiós a Israel?

El ataque israelí contra la flotilla humanitaria ha desatado un vendaval diplomático-político y debilitado la posición internacional del gobierno de Benjamin Netanyahu.

Desde que ocurrieron los hechos, el primer ministro israelí se vio obligado a cancelar un encuentro con el presidente de EE.UU., Barack Obama; el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas exigió una investigación imparcial; Egipto abrió el cruce de su frontera con la Franja de Gaza, y Turquía amenazó con cortar las relaciones diplomáticas con Israel.

La Unión Europea, la OTAN, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU se sumaron a un concierto de voces altamente crítico del operativo.

Pocas veces Israel ha aparecido tan aislado a nivel internacional, pero ¿se trata de un cambio sustancial en su poder diplomático o un simple viento pasajero?

clic ¿Usted qué opina?

Abriendo la Franja

La flotilla humanitaria no logró romper el bloqueo israelí, pero consiguió poner sobre el tapete la situación humanitaria en la Franja de Gaza.

Con la apertura del borde en Rafah anunciado este martes, Egipto alivia considerablemente la tensión en este territorio, aunque por el momento esta apertura se limite a medicamentos y artículos de primera necesidad.

Aún no se sabe si la medida egipcia es temporal o permanente, pero la decisión es una señal más del fracaso del bloqueo establecido por Israel en 2007 luego de que Hamas tomara el poder en la Franja con un golpe interno.

Protesta internacional

La protesta contra la acción israelí se ha sentido en todo el mundo.

El objetivo de Israel era militar y político: evitar los cohetes que disparaba Hamas sobre Israel y debilitar la posición de la organización fundamentalista islámica hasta provocar su caída.

La invasión de Gaza de diciembre 2008-enero 2009, que destruyó buena parte de la infraestructura local, fue una prueba más de los límites de esa estrategia israelí y generó serias fisuras diplomáticas con Turquía y un debilitamiento de la posición de Egipto y Jordania, dos países musulmanes que tienen relaciones diplomáticas con Israel.

Egipto ha sido acusado de complicidad con Israel por la situación humanitaria en Gaza y difícilmente pueda dar marcha atrás con este relajamiento del bloqueo sin pagar un alto costo político.

Irónicamente no fue la presión internacional o el tema humanitario, sino la misma acción israelí contra la flotilla humanitaria, lo que ha allanado el camino a un posible cambio de la situación en la Franja de Gaza.

Diplomacia y negocios

Israel está acostumbrado a un alto nivel de aislamiento internacional.

En este sentido, preferiría no escuchar voces críticas, pero no se va a molestar gran cosa por lo que diga la Unión Europea o la Liga Árabe. La cuestión es diferente con Estados Unidos y Turquía.

Estados Unidos está en una encrucijada diplomática. Por un lado necesita el apoyo de la comunidad internacional para endurecer las sanciones contra el gobierno de Irán por su programa nuclear y, por lo tanto, no puede tener una actitud demasiado contemporizadora con Israel.

Pero al mismo tiempo el gobierno de Barack Obama tiene que lidiar con el el poderoso cabildeo judío y las elecciones parlamentarias en noviembre: no quiere aparecer como anti-israelí.

Turquía se viene distanciando de Israel desde la última invasión a la Franja de Gaza y es el principal país afectado por la acción militar israelí, tanto porque uno de los barcos navegaba con bandera turca como por el número de muertos, heridos y detenidos turcos.

Recientemente Ankara ha mostrado su creciente distanciamiento con el Estado judío al propiciar con Brasil un acuerdo con el gobierno iraní de Mahmoud Ahmadinejad para solucionar el tema nuclear.

Al mismo tiempo sus vínculos económicos con Israel son profundos. Según la prensa turca, unos US$20.000 millones en proyectos económicos en energía, agricultura y agua están en peligro por la crisis diplomática.

¿Arriesgará todo esto Turquía? ¿Tiene alternativas? El ministro de Defensa turco, Vecdi Gonul, dio una pista este martes al decir que no veía que la actual crisis fuera un obstáculo a la entrega de un avión militar que Turquía compró a Israel.

Es posible entonces que el impacto diplomático tenga patas cortas. Mucho dependerá de una virtud que no parece abundar en estos momentos en Israel: la habilidad política y el tacto diplomático.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.