El Papa visita Chipre por primera vez

Niños en Nicosia frente a foto del Papa.
Image caption Una enorme imagen del Papa adorna la entrada de la Iglesia Latina de la Santa Cruz, en Nicosia.

La llegada del papa Benedicto XVI lleva a la dividida Chipre, su primera visita a un país predominantemente cristiano ortodoxo, se ha visto ensombrecida por el asesinato de un obispo en Turquía que planeaba reunirse con el Sumo Pontífice en la isla mediterránea.

El Vaticano expresó su consternación ante el apuñalamiento, en su hogar, del obispo Luigi Padovese.

Según el corresponsal de la BBC, David Willey, la policía culpa a su chofer del asesinato y afirma que el crimen no estaba políticamente motivado.

Fuentes en Chipre expresaron su fe en que la visita de tres días del Papa sirva para iniciar un diálogo ente los chipriotas griegos ortodoxos y la minoritaria comunidad musulmana de turcos chipriotas, quienes han estado viviendo en estados separados desde que tropas turcas invadieran el norte de la isla en 1974.

Image caption El obispo Luigi Padovese debía reunirse con el Papa el viernes.

En Nicosia, el Papa se alojará en la nunciatura apostólica, que queda en un territorio indefinido, una especie de zona de contención que separa el lado greco chipriota del territorio ocupado por Turquía.

Pero más allá de la división de Chipre, la principal motivación detrás del viaje es la preocupación de Benedicto XVI por el futuro de las comunidades cristianas minoritarias en el Medio Oriente.

Los católicos forman apenas un 3% de la población chipriota.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.