Tragedia de Bhopal: condenan a ocho personas

Víctimas de la catástrofe de Bhopal
Image caption Miles de personas murieron por el escape de gas tóxico en Bhopal, en 1984.

Un tribunal en la ciudad india de Bhopal condenó este lunes a ocho personas a dos años de prisión cada una por su responsabilidad en el escape de gas tóxico que provocó la muerte a miles de personas en 1984.

A 25 años después de la tragedia, la corte declaró culpables de "negligencia criminal" a los ex responsables de la compañía estadounidense Union Carbide, todos ellos de nacionalidad india. Uno de ellos ya murió y el resto adelantó que apelará la condena.

Las asociaciones que representan a las víctimas calificaron la decisión del juez como una "injusticia total" y añadieron que era "demasiado poco y llegaba demasiado tarde".

El incidente ocurrió en la madrugada del 3 de diciembre de 1984. Una nube de gas tóxico proveniente de una planta de pesticidas de Union Carbide cubrió la ciudad de Bhopal.

Los residentes, histéricos, corrieron a los hospitales pero muchos no llegaron a tiempo y las calles pronto se llenaron de cadáveres.

En pocos días murieron unas 15.000 personas, en lo que se considera el peor accidente industrial de la historia.

Consecuencias

Entre los condenados por la catástrofe figuran quien era el máximo responsable de la filial india de la compañía, Keshub Mahindra, junto a otros altos cargos. Además de cumplir condena, los acusados deberán de pagar multas de 100.000 rupias (US$2.125) cada uno.

Quien no fue mencionado en el veredicto fue el ex presidente de la compañía y principal sospechoso, el estadounidense Warren Anderson, a pesar de estar acusado y haber sido declarado "huído" de la justicia.

Las consecuencias de las 42 toneladas de isocianato de metilo que escaparon aquel día en forma de gas de un tanque de almacenamiento aún se notan hoy.

Tal como señala el corresponsal de la BBC en Nueva Delhi, Chris Morris, decenas de miles de personas han sufrido desde entonces enfermedades crónicas y muertes prematuras, y ha habido un elevado número de niños nacidos con malformaciones.

Además, organizaciones ambientalistas insisten en que el veneno sigue allí, bajo la planta de pesticidas actualmente abandonada.

Por todo ello, a muchos les sorprendía que hasta la fecha nadie hubiera sido condenado por la catástrofe.

Caso interminable

Image caption Grupos ambientalistas denuncian que sigue habiendo veneno en la planta abandonada de Union Carbide.

Más de una docena de jueces han tratado el caso desde 1987, después de que los investigadores indios acusaran a 12 personas de ser "culpables de homicidio sin grado de asesinato".

Sin embargo, diez años después la Corte Suprema redujo las acusaciones a "muerte por negligencia", lo que acarrearía dos años de prisión como máximo en caso de producirse una condena, que es lo que acaba de ocurrir.

Hace 20 años, Union Carbide pagó US$470 millones en compensaciones al gobierno indio.

Dow Chemicals, que compró la compañía en 1999, afirma que esa cantidad la absuelve de cualquier responsabilidad futura.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.