Derrame de petróleo: “Peor respuesta que con Katrina”

Pelicanos afectados en Luisiana
Image caption Dos tercios de los encuestados creen que BP debe ir al banquillo por los daños causados.

De acuerdo con una encuesta dada a conocer este lunes, la mayoría de los estadounidenses considera que la respuesta del gobierno federal a la crisis en el Golfo de México por el derrame petrolero de British Petroleum (BP) es peor que la que se tuvo tras el paso del huracán Katrina en 2005.

El sondeo de la televisora ABC y el diario The Washington Post determinó que el 69% de los encuestados considera negativamente la operación de emergencia del gobierno estadounidense, cinco puntos más de los que en agosto del 2005 dieron igual clasificación a la gestión oficial después de que Katrina azotara Nueva Orleans.

Pero la peor evaluación la obtiene la petrolera BP, de la cual el 81% de los consultados dice tener una opinión negativa por lo que consideran el mal manejo del desastre, iniciado en abril tras el hundimiento de una de sus plataformas de perforación.

Dos tercios estiman que el gobierno debería llevar a la empresa a los tribunales para que pague por el peor derrame petrolero y la peor tragedia ambiental de la historia estadounidense.

Vea: imágenes del daño causado a la vida silvestre

Contando centavos

Image caption El 64% de los estadounidenses respondió en 2005 que consideraba negativamente la respuesta al Katrina.

En una rueda de prensa la mañana de este lunes, tras recibir en la Casa Blanca los últimos informes sobre los trabajos de contención del derrame, el presidente Barack Obama aseguró que "esto será contenido".

"Es posible que tome algún tiempo y va a demandar un gran esfuerzo (…) Pero de una cosa de la que estoy absolutamente seguro es que superaremos esta crisis", dijo Obama, quien la semana pasada visitó dos veces la zona para conocer el manejo de la catástrofe.

En días recientes la Casa Blanca, y el presidente Obama en particular, han sido criticados por supuestamente no mostrar suficiente "preocupación" o no estar muy involucrados en las tareas de contención de la crisis en el Golfo de México.

Lea: ¿el Katrina de Obama?

Pero últimamente el mandatario ha agudizado sus críticas hacia BP y le ha advertido que no esté "contándole los centavos" a los pobladores locales que han visto su modo de vida afectado por el derrame.

"Vamos a insistir en que el dinero fluya rápidamente y a tiempo para que no tengamos a un procesador de camarones, a un pescador, quebrando antes de que BP finalmente decida si va a pagar o no", dijo Obama quien advirtió que ésa será la "máxima prioridad" de su gobierno.

La semana pasada el Departamento de Justicia anunció el inicio de una investigación para determinar las responsabilidades de la petrolera en el accidente y ver hasta qué punto los procedimientos de seguridad y las leyes que regulan la industria no fueron acatados.

Aceite y huracanes

Este lunes BP informó que está canalizando unos 10.000 barriles de crudo hacia buques tanqueros, tras haber colocado un embudo invertido en la fuga principal. Los científicos del gobierno calculan que hasta unos 29.000 siguen saliendo al agua.

Lea: la válvula podría estar recogiendo la mitad del crudo

En cuanto a costos, la petrolera asegura que ha gastado US $ 1.250 millones en los trabajos para contener el derrame, sin incluir los US $ 360 millones invertidos en las barreras artificiales construidas para proteger la costa de Luisiana.

Se informa que bolas de crudo han sido detectadas en Texas y se espera que la mancha empiece a afectar el noroeste de Florida, aunque las autoridades informan que la limpieza de esas playas sería mucho más sencilla que la del sistema de ciénagas e islas de la costa de Luisiana.

Con la llegada de la temporada de huracanes el gobierno está exigiendo a BP que extreme las medidas para evitar que el petróleo que está en las aguas se disperse aún más, aunque los técnicos advierten que el efecto que puedan tener el oleaje y los fuertes vientos es impredecible.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.