Irán ahorcó a líder miliciano suní

Abdolmalek Rigi
Image caption Abdolmalek Rigi había sido detenido en febrero.

El líder de un grupo de milicianos suníes fue ahorcado en Irán, según los medios estatales.

Abdolmalek Rigi, jefe del grupo rebelde Jundullah, fue ejecutado frente a las familias de las víctimas de la insurgencia, según informó la agencia de noticias IRNA.

El ahorcado había sido sometido a varios meses de interrogatorios después de su detención en febrero.

A Rigi se le acusaba de orquestar una serie de atentados mortales en la provincia sureña de Sistán-Baluchistán -cerca de la frontera con Pakistán-, y de ser un espía del Reino Unido y Estados Unidos.

Su hermano, Abdolhamid, fue ahorcado acusado de "terrorismo" hace menos de un mes.

"Grupo de antirrevolucionarios"

"Después de la decisión del tribunal revolucionario de Teherán, Abdolmalek Rigi fue ahorcado en la mañana del domingo en la prisión de Evin", informó Irna.

La agencia citó una declaración del tribunal diciendo que Rigi era el jefe de un grupo de "antirevolucionarios (...) responsable de robo a mano armada, atentados, ataques armados contra el ejército, la policía y la gente común, y de asesinato".

En un comunicado difundido por la televisión iraní después de su detención, Rigi dijo que estaba de camino a una reunión con una persona "de alto rango" en la base militar de Manas de EE.UU. en Kirguistán cuando fue capturado.

En la cinta, Rigi alegó que EE.UU. se había comprometido a proporcionar a su grupo armamento y una base en Afganistán, cerca de la frontera iraní.

EE.UU. niega tener vínculos con Jundullah.

El grupo dice que está luchando contra el gobierno chiita liderado por Teherán para garantizar los derechos de los suníes en Sistán-Baluchistán, informa el periodista de la BBC Roger Walker.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.