Italia: huelga contra las medidas de austeridad

Huelga en Italia
Image caption En la capital italiana la protesta reunió a unas 40.000 personas.

Cientos de miles de trabajadores italianos participaron este viernes en una huelga general contra los recortes económicos aprobados por el gobierno de Silvio Berlusconi.

El sindicato mayoritario de Italia, CGIL, convocó protestas en Roma, Milán y Nápoles, para coincidir con la huelga nacional.

Líderes sindicales advirtieron que los recortes afectarían duramente a los sectores más pobres.

El plan de ajuste presupuestario, aprobado el pasado 25 de mayo por el consejo de ministros de Italia, propone recortar unos 24.000 millones de euros (más de US$30.000 millones) en los próximos dos años.

Según Berlusconi, el paquete de ajustes es parte esencial del esfuerzo europeo para salvar el euro.

Las medidas incluyen la congelación de los sueldos de los funcionarios públicos, así como recortes a las administraciones locales y regionales.

"Nadie niega que necesitamos hacer recortes, pero estos deben ser justos y mirar hacia el futuro, en vez de drásticos recortes al gasto público", le dijo a la agencia italiana Ansa Susanna Camusso, segunda líder sindical del CGIL, quien encabezó la marcha en la ciudad de Boloña.

Apoyo diezmado

La CGIL, que reúne a unos seis millones de trabajadores, no contó con el apoyo otros dos grandes sindicatos, CISL y UIL, que no formaron parte de la huelga.

Los trabajadores del sector privado y los pertenecientes al sistema de transporte fueron convocados a un paro de cuatro horas, mientras que para los de la administración pública, la huega fue de toda la jornada.

Image caption talia tiene un alto déficit fiscal y está intentando controlar su deuda nacional.

Servicios como el transporte no se vieron severamente afectados a causa de las protestas.

En Milán, las tres líneas de metro estaban trabajando normalmente, según informaciones de la compañía ATM.

En el aeropuerto Fiumicino, en Roma, cinco vuelos fueron cancelados a las 0900 GMT.

En la capital italiana la protesta reunió a unas 40.000 personas. Otros 80.000 se sumaron en Milán, según estimados del sindicato CGIL, aunque fuentes policiales dicen que la cifra fue de 35.000 participantes, según la agencia Reuters.

Fuentes del gobierno dijeron que solo un 2% de los trabajadores públicos había apoyado la huelga.

Como otras naciones europeas, Italia tiene un alto déficit fiscal y está intentando controlar su deuda nacional.

Además, no está sola en esta elección del camino de la austeridad para salir de la crisis.

Como explicó Marcelo Justo, analista económico de BBC Mundo, Reino Unido, Grecia, España, Portugal, Francia y Alemania han anunciado fuertes ajustes.

La cuestión, explicó Justo, es si el mejor remedio para esta enfermedad es un megaajuste en momentos en que la economía empieza a mostrar débiles señales de recuperación.

Lea también: Reino Unido: el recorte más drástico en 60 años

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.