Obama invita a EE.UU. al líder chino

Hu Jintao durante una visita a Washington
Image caption Hu Jintao, mostró su voluntad de fortalecer la "comunicación y la coordinación con EE.UU."

El presidente chino, Hu Jintao, aceptó la invitación que le hizo su homólogo estadounidense en Toronto para que visite Estados Unidos en una fecha aún por concretar.

El anuncio se produce en un momento en que los dos países tratan de distender la relación bilateral, afectada por las diferencias en torno al bajo valor de la moneda china, que Washington siente que perjudica a sus exportaciones.

Barack Obama se reunió con Hu, al margen de la cumbre de G20 que se celebra en Toronto, Canadá, y le manifestó su satisfacción por el reciente anuncio de Pekín de que permitirá mayor flexibilidad en la cotización del yuan.

En declaraciones a la prensa tras la reuniónn ambos presidentes aseguraron que "se han logrado verdaderos progresos" en la relación entre los dos países durante el año y medio que ha pasado desde que Obama asumió el poder.

El presidente chino, Hu Jintao, mostró su voluntad de fortalecer la "comunicación y la coordinación con EE.UU." en los principales asuntos internacionales, tras una reunión con su colega estadounidense, Barack Obama.

La agencia de noticias oficial china Xinhua informó que Hu le dijo a Obama que su país no tiene ninguna intención de mantener un superávit comercial con respecto a EE.UU. y que China ha buscado incrementar sus importaciones estadounidenses.

Reunión con David Cameron

Image caption Cameron y Obama brindaron con cerveza por una apuesta que ambos hicieron sobre el Mundial de Sudáfrica.

También al margen de la cumbre, Obama se reunió con el primer ministro británico, David Cameron, en el que supone el primer encuentro cara a cara entre los dos líderes desde que este último fue elegido.

Los dos mandatarios dijeron que sus países siguen manteniendo una relación especial y que coincidían en su visión de los grandes problemas internacionales, incluyendo la guerra de Afganistán y la manera de conseguir el crecimiento económico global.

A pesar de ello, Obama expresó recientemente su preocupación sobre los recortes presupuestarios en Europa.

Sobre la estrategia en Afganistán el presidente estadounidense señaló que los dos estaban de acuerdo en que lo adecuado era conceder más tiempo al gobierno afgano para que fortaleciera sus instituciones, un comentario que contrasta con la exigencia de resultados inmediatos que hizo el G8.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.