Prueban gigante "barco aspirador" para limpiar derrame

"A Whale", barco filtrador de origen taiwanés.
Image caption La embarcación podría recoger cada día 80 millones de litros de agua sucia y devolverla limpia al mar.

En el Golfo de México, el último intento para controlar el derrame de petróleo es un barco gigante de origen taiwanés capaz de succionar grandes cantidades de agua contaminada y limpiarla en su interior, que comenzaron a probar este fin de semana.

British Petroleum (BP) y la Guardia Costera de Estados Unidos aseguraron que habrá que esperar al menos hasta el lunes para comprobar si funciona.

Según los propietarios de la nave, es capaz de aspirar 80 millones de litros de agua diarios, el equivalente a 500.000 barriles, y devolverla limpia al mar.

Desde la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, operada por BP, en el Golfo de México el pasado 22 de abril, entre 30.000 y 65.000 barriles de petróleo se vierten al mar cada día.

Dos barcos de contención ya faenan en la zona capturando 25.000 barriles diarios, y se pretende doblar esa cantidad con una tercera nave.

Como el corazón humano

Las embarcaciones "filtradoras" que trabajan en las aguas contaminadas del Golfo de México son mucho más pequeñas y sus labores de limpieza se vieron afectadas por el fuerte oleaje de los últimos días, derivado del paso del huracán Alex.

"A Whale" ("Una ballena", en inglés), como se llama el naviero bombea repetidamente el agua que captura, y la procesa en diferentes tanques para separarla del petróleo y devolverla luego, ya limpia, al océano.

Como dijo Bob Grantham, portavoz de la empresa propietaria TMT Shipping, "en muchos sentidos la nave recoge el agua como una ballena, y la bombea como lo hace el corazón humano", según recogió la agencia de noticias Associated Press.

Si "A Whale" funciona podría suponer un importante impulso en las labores de limpieza del vertido, que se ha convertido en el mayor desastre ecológico de la historia Estados Unidos.

Como recordó el correspnsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, "desde los pescadores del Golfo hasta la Casa Blanca, todos han hecho duras críticas a la manera como la petrolera británica ha manejado la emergencia".

Tanto, que, dijo Chirinos, BP se ha convertido en "la empresa más odiada" del país, según los medios de comunicación estadounidenses.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.