EE.UU./derrame : pozo permenecerá sellado 24 horas más

Embarcaciones en el Golfo de México
Image caption Embarcaciones en la superficie están listas para recoger el petróleo nuevamente.

El gobierno de Estados Unidos autorizó a la empresa petrolera British Petroleum (BP) a que mantenga por 24 horas más la campana de contención que conserva sellado el pozo Macondo, en el Golfo de México, luego que la empresa británica se comprometiera a vigilar minuciosamente la posible aparición de fugas en el suelo marino.

La decisión se produce un día después de que el gobierno estadounidense solicitara a BP un informe urgente sobre una posible fuga y otras "anomalías" detectadas cerca del pozo accidentado.

Pese a que la compañía británica anunció el pasado jueves que se logró contener la filtración de petróleo -por primera vez desde que comenzó el derrame hace tres meses- mediante la colocación de una campana de contención, las autoridades estadounidenses están preocupadas porque se ha detectado gas metano cerca del pozo.

Previamente, el funcionario del gobierno de EE.UU. encargado de la limpieza del derrame, el almirante retirado Thad Allen, pidió en una carta a BP que la empresa preparara un plan para la reapertura del sellado del pozo si se comprueba que existen filtraciones en el lecho marino.

Lea: BP extiende las pruebas al pozo averiado

"Ordeno que me suministren un procedimiento por escrito para la reapertura de la válvula de contención lo más rápidamente posible (...) en caso de que se confirme la filtración de hidrocarburos cerca de la boca del pozo", indicó el almirante en su carta a la petrolera británica.

La nueva filtración fue detectada por ingenieros que vigilan el pozo.

Por su parte, algunos científicos creen que la campana de contención está impulsando el crudo a otras zonas y que se podrían producirse mayores filtraciones a largo plazo.

Permanece la campana de contención

BP manifestó que se tardaría tres días para comenzar el proceso de reabrir el sellado del pozo en los cuales el petróleo surgiría de nuevo del lecho marino.

Image caption BP anunció el jueves que el petróleo dejó de fluir.

Antes, portavoces de la compañía aseguraron que pretendían dejar la campana de contención en el pozo de petróleo hasta que la fuga estuviera completamente sellada.

Este derrame es considerado como el peor desastre ambiental en la historia de EE.UU.

Un total de 11 trabajadores murieron cuando la plataforma marina Deepwater Horizon explotó el 20 de abril.

El derrame, que siguió ha afectado cientos de kilómetros de costas a lo largo del Golfo de México, ha causado serias consecuencias a la economía de la región que dependen del turismo y la pesca.

La empresa petrolera británica estimó que el costo de lidiar con el desastre está en más de US$3.500 millones. Ya ha pagado más de US$200 millones a 32.000 demandantes.

Vea: Las cifras del derrame en fotos

La corresponsal de la BBC en Luisiana, Laura Trevelyan, explicó que en la zona, pese a que todavía no está permitida la pesca, los turistas están empezando a regresar a las playas del Golfo de México.