Los huelguistas franceses, castigados sin jugar

Fotografía de grupo de la selección francesa que disputó el Mundial.
Image caption Los 23 jugadores mundialistas se perderán un partido amistoso frente a Noruega.

Todos los futbolistas franceses que viajaron al Mundial de Sudáfrica 2010 para representar a su país fueron suspendidos para el próximo partido de la selección nacional, un castigo por la humillación sufrida en ese torneo.

La decisión de prescindir de los 23 miembros del plantel mundialista francés para un partido amistoso contra Noruega el mes que viene fue adoptada por el nuevo entrenador de Les Bleus, Laurent Blanc.

La Federación Francesa de Fútbol (FFF) respaldó la medida tras una reunión que sus dirigentes mantuvieron con Blanc este viernes en París.

La noticia surge mientras los aficionados los franceses aún digieren la eliminación de su selección en la primera ronda del Mundial, fracaso que la llevó a bajar 12 posiciones en el ranking de la FIFA, al puesto 21.

Francia se fue de Sudáfrica sin ganar un partido y tras una huelga del plantel en un entrenamiento, en protesta por la expulsión del delantero Nicolas Anelka por insultar al entonces entrenador Raymond Doménech.

Lea: "Huelga" en la selección francesa

"Tristeza"

Blanc asumió la dirección técnica de la selección francesa de fútbol con el desafío de dar vuelta a la página del ridículo de Sudáfrica y comenzar una nueva etapa, pero ya había indicado que no olvidará lo ocurrido.

"No puedo actuar como si nada hubiese sucedido en Sudáfrica", dijo a comienzos de mes en su primera conferencia de prensa como entrenador de Les Bleus. "Seguí los hechos con gran tristeza", agregó.

Lea: Tras la derrota, Francia se psicoanaliza

Blanc señaló que su "decepción" no se debió sólo a la actuación deportiva de los futbolistas en Sudáfrica, sino sobre todo al comportamiento que tuvieron algunos.

El partido con Noruega en Oslo está fijado para el 11 de agosto y se espera que Blanc revele su lista de seleccionados para ese encuentro una semana antes.

"No temo"

La suspensión de los 23 jugadores mundialistas por un partido significa que cualquiera de ellos podrá ser citado teóricamente para el primer encuentro clasificatorio a la Eurocopa 2012, con Bielorrusia el 3 de septiembre.

Sin embargo, eso parece menos probable para algunos.

El goleador Thierry Henry anunció la semana pasada que no volverá a jugar por su selección nacional.

Y los delanteros Franck Ribéry y Karim Benzema se encuentran imputados en una investigación judicial por haber tenido presuntamente sexo con una prostituta que era menor de edad.

Fernand Duchaussoy, candidato a presidir la FFF, dijo esta semana que Ribéry (Bayern Munich) y Benzema (Real Madrid) deberían ser excluidos del equipo nacional francés.

"Me parece imposible que un jugador imputado pueda jugar en la selección", indicó Duchaussoy en un comunicado.

Ambos futbolistas niegan haber actuado de forma indebida.

Ribéry afirma que él ignoraba la edad de la joven cuando tuvo sexo con ella y, en una entrevista publicada este viernes en el diario alemán Bild, negó temer por lo que pueda ocurrir.

"No temo por el futuro (ni) por mi carrera. Ni en la selección ni en el Bayern", sostuvo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.