Reino Unido: culpable de asesinato vuelve a la cárcel

El protagonista de uno de los asesinatos más controvertidos del Reino Unido, Jon Venables, quien a los diez años de edad mató a un niño de dos años, fue sentenciado el viernes a dos años de cárcel tras confesar haber descargado y distribuido por internet imágenes de pornografía infantil.

Image caption Venables salió en libertad condicional en 2001. Le dieron una identidad falsa.

Venables y su amigo Robert Thompson fueron condenados a cadena perpetua por el asesinato del niño James Bulger.

Ambos cometieron el crimen en 1993, cuando tenían 10 años. Se llevaron al pequeño Bulger de un centro comercial de la ciudad de Liverpool, y en un sitio apartado lo torturaron y lo golpearon hasta la muerte.

Los dos lograron su libertad condicional en 2001, y se les concedió una nueva identidad.

En febrero de este año, sin embargo, Venables, ahora de 27 años, volvió a la cárcel por supuestamente haber violado las reglas de su libertad condicional.

En ese momento no se revelaron detalles sobre los cargos, con la justificación de garantizar la realización de un juicio justo.

Condena

El motivo de la detención, sin embargo, se reveló en junio. Venables fue acusado de haber descargado en la internet 57 imágenes pornográficas de niños en los doce meses antes de su segunda detención. También distribuyó las imágenes en la web.

Venables se presentó ante un tribunal el viernes y tras declararse culpable fue condenado por descarga y distribución de imágenes de pornografía infantil.

Ahora el ministerio de Justicia británico deberá revisar el trabajo de quienes vigilaban a Venables mientras estaba en libertad condicional. Además de consumir pornografía infantil, había estado envuelto en otros escándalos: se había peleado a la salida de un pub y había sido encontrado con posesión de cocaína.

Además de recibir la pena de prisión, se le prohibió el uso de ordenadores o el acceso a internet durante cinco años.

En un comunicado difundido por su abogado el viernes, Venables dijo que al confesar que estaba "aceptando y reconociendo su error y el daño causado por ellos."

El asesinato de Bulger no sólo conmocionó a la sociedad británica a principios de los '90, sino que la noticia dio la vuelta al mundo. Venables y Thompson se convirtieron en los criminales más jóvenes procesados en Gran Bretaña.

"El caso Bulger ha inspirado emociones fuertes todos estos años, pero la edad de los asesinos significó que (la justicia) tenía que darles la oportunidad de construir nuevas vidas", explicó el analista de la BBC en asuntos británicos Rob Broomy.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.