Hambre y desesperación en Pakistán

Destribución de alimentos a damnificados
Image caption Los críticos dicen que la asistencia del gobierno ha sido lenta y limitada.

El ministro de Alimentos de Pakistán informó este jueves que varias de las reservas de granos del país se perdieron por causa de las inundaciones.

Nazar Muhammad Gondal también le dijo a la BBC que los daños a la infraestructura están dificultando la distribución de asistencia a millones de damnificados.

El funcionario explicó que los cultivos de este año han sido totalmente arrasados e hizo un llamado a la comunidad internacional para que envíe ayuda.

Gondal es un líder político de la provincia de Punjab, una de las zonas más afectadas por el desastre donde, según él, la ayuda del gobierno ha sido "lenta y pobre".

Vea el antes y el después de las inundaciones

Desesperación

Otro funcionario de la región, Mohsin Leghari, describió la desesperación entre la población.

Leghari explicó que las personas que viven cerca del río Indo, que atraviesa la zona, no tienen techo, por lo que están a merced de las lluvias o del sol.

"Si llueve, eso les trae miseria; si hay sol, también", afirmó.

"Con la cantidad de agua, los niveles de humedad aumentan tanto que se hace difícil respirar. Sus cosechas han desaparecido, su ganado ha desaparecido, la infraestructura y las vías han desaparecido", añadió.

Leghari explicó que las comunicaciones con el resto del país están interrumpidas y que todas las situaciones parecen haberse juntado, con escasez de alimentos básicos, hambruna y la capacidad limitada del Estado para socorrer a los afectados.

Naciones Unidas lanzó un llamado para recaudar más de US$450 millones para ayudar a los damnificados.

Según la ONU, hasta 14 millones de personas ha sido afectadas por las inundaciones. La organización dijo que la cifra de muertos asciende a 1.200.

El río Indo antes y después

Foto satelital, julio 2010

Foto satelital, agosto 2010

Volver arriba

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.