Última actualización: lunes, 23 de agosto de 2010 - 19:55 GMT

Nueva entidad gestionará ayuda de BP por derrame

Plataforma petrolera en el Golfo de México.

El vertido de BP en el Golfo de México se considera el mayor derrame accidental de la historia.

A partir de este lunes, el fondo de compensación para los afectados por el derrame de petróleo de BP en el Golfo de México será gestionado por una entidad independiente de la empresa y del gobierno de Estados Unidos.

El Centro de Reclamaciones de la Costa del Golfo (GCCF, por sus siglas en inglés) sustituye al sistema de distribución de fondos que había funcionado hasta ahora, dirigido por la petrolera, y su creación levantó críticas entre ciertos sectores que temen un cálculo a la baja de las ayudas.

"BP aporta el fondo de US$20 mil millones. Ese compromiso fue una parte importante en los esfuerzos de la empresa para restaurar su imagen ante la administración de Obama y la opinión pública estadounidense. Pero el dinero será administrado por el abogado Kenneth Feinberg, un hombre que se define a sí mismo como independiente del gobierno y de BP", señaló el corresponsal para asuntos económicos de la BBC, Andrew Walter.

Feinberg ya estuvo a cargo del fondo de compensación a las víctimas del 11-S y supervisó el pago a los ejecutivos de los bancos "rescatados" por el gobierno de EE.UU.

Críticas

BP pone los fondos. Ese compromiso fue una parte importante en los esfuerzos de la empresa para restaurar su imagen ante la administración de Obama y la opinión pública estadounidense. Pero el dinero será administrado por un hombre que se define a sí mismo como independiente del gobierno y de BP

Andrew Walter, analista de la BBC

Sin embargo, algunas de las medidas que pretende implantar a través del GCCF recibieron críticas.

Uno de esos puntos es que, después de seis meses, los solicitantes de ayudas tendrán que renunciar a cualquier derecho de demandar a BP ante los tribunales.

"No quiero que la gente recurra a juicios. Quiero que vengan a nuestro fondo. Un solicitante de ayuda, ¿para qué tiene que pasar cinco años de pleitos cuando puede acudir al GCCF?", aseguró Feinberg ante el Comité de Pequeños Negocios de la Cámara de Representantes.

En este sentido, el viernes, el fiscal general de Florida, Bill McCollum, envió una carta a Feinberg en la que criticaba esas intenciones ya que, indicó, el sistema nuevo podría suponer un nivel menor de ayudas para los afectados.

Cálculo de ayudas

Barco pesquero en Luisiana.

La temporada de pesca de langostinos comenzó recientemente en las zonas afectadas por el derrame.

Por otro lado, algunos mostraron preocupación porque los cálculos para las compensaciones por pérdidas se harán tomando en cuenta sólo los últimos años de beneficios del sector pesquero de la zona.

"Muchos negocios relacionados con la pesca tuvieron que reconstruirse tras el paso del huracán Katrina en 2005 y, aseguran, no obtuvieron ingresos normales hasta este año. De este modo, algunos afectados temen que las compensaciones sean menores de lo debido", indicó nuestro corresponsal.

Frente a estos temores, Feinberg aseguró este lunes en un comunicado que el objetivo del GCCF es "ayudar a que las personas afectadas reconstruyan sus vidas".

"Quiero asegurarme de que la gente del Golfo entiende que no vamos a dejar que pierdan su negocio o su casa", agregó.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.