Filipinas: policía logra entrar al autobús secuestrado

Policía filipina rodea un bus secuestrado.
Image caption La policía filipina ha tratado infructuosamente de tomar por asalto el bus.

En Manila, capital de Filipinas, la policía logró hacerse con el control del autobús secuestrado por un ex policía.

Imágenes televisivas muestran a por lo menos dos de los rehenes saliendo del vehículo, pero por el momento no se sabe qué pasó con el resto o si hay muertos o heridos.

Tampoco se conoce la suerte del secuestrador, identificado como Rolando Mendoza, un ex inspector de policía que exigía volver a su trabajo.

La policía decidió intentar hacerse con el control del bus luego que se escucharan disparos en su interior.

Tras varias horas de tensión, agentes fuertemente armados con fusiles de asalto y pistolas trataron de romper los cristales del autobús en al menos dos oportunidades.

Secuestro y liberaciones

Image caption El secuestrador es Rolando Mendoza, un ex policía que fue despedido y que desea recobrar su puesto.

El bus llevaba más de veinte visitantes de Hong Kong y varios filipinos.

Según a corresponsal de la BBC en el sudeste de Asia, Rachel Harvey, el secuestrador Mendoza había sido despedido por acusaciones de mal comportamiento profesional.

Nuestra corresponsal también explicó que la toma de rehenes no es rara en Filipinas, aunque en la mayoría de los casos tiende a estar relacionada con negocios o conflictos políticos, y no suele afectar a turistas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.