España: mineros protestan a 500 metros de profundidad

Mineros en el pozo Las Cuevas de Velilla del Río Carrión en Palencia, España.
Image caption Los mineros españoles llevan a cabo su protesta a más de 500 metros de profundidad.

Mientras la atención del mundo permanece concentrada en la suerte de los trabajadores atrapados en la mina San José de Chile, en España un grupo de mineros está encerrado en otro socavón, pero esta vez como parte de una protesta.

En la localidad de Velilla del Río Carrión, en la provincia de Palencia, en el norte de España, 52 mineros permanecen encerrados a más de 500 metros de profundidad desde el pasado jueves, como medida de protesta por el impago de sus sueldos y por la difícil situación que atraviesa el sector minero en España.

En el exterior de la mina, numerosos familiares apoyan a los trabajadores en su protesta y atienden las necesidades del interior de la mina.

"Los trabajadores se encuentran encerrados en condiciones muy duras, con un 80% de humedad y con ventilación asistida. Varios de ellos están recibiendo medicación. Alguno está acatarrado y otros tienen bronquitis o padecen de los huesos. Pero sufren más por sus familias que están fuera que por ellos mismos. Hasta ahora creo que nunca había habido un encierro como este, tan largo y con tanta gente", le dijo a BBC Mundo Carlos Mesa, secretario del sindicato Unión General de los Trabajadores (UGT) en la comarca.

Protesta "habitual"

Esta situación coincide en el tiempo con la que se vive en Chile como consecuencia del accidente en la mina San José. Sin embargo, apuntó Mesa, la protesta de los trabajadores españoles no tiene nada que ver con lo que está sucediendo en el país latinoamericano.

Afirma que el encierro es una forma de presión "habitual" en la minería y desde marzo tuvieron lugar varios en España.

La extracción de carbón en ese país se ve afectada por una crisis de larga duración. En los últimos días se sucedieron varias acciones de protesta en diversos puntos del país y, este martes, cerca de 2.500 mineros convocaron una huelga de 15 días.

"Los trabajadores del pozo Las Cuevas llevan dos meses sin cobrar y piden que se les paguen las nóminas. La situación era difícil. Muchos tienen hipotecas que no pueden pagar y algunos no se pueden permitir comprar los libros para el colegio de sus hijos", señaló Mesa.

Encierro indefinido

Image caption Los mineros llevaban dos meses sin cobrar sus sueldos.

En este sentido, apuntó el sindicalista, la protesta será indefinida y continuará incluso si se logra el cobro de los salarios.

"Los mineros piden además que se haga un frente común para lograr un compromiso de defensa del carbón en España y Europa, y que se cumpla el real decreto 134/2010, una ley que prima la quema de carbón nacional", agregó.

Por otro lado, la empresa minera UMINSA, propietaria de la explotación de Velilla del Río Carrión y de otras minas en la región, argumenta que no dispone de liquidez ya que hace meses que no está pudiendo vender el carbón que produce.

"En julio hizo un año que las centrales térmicas, que queman carbón para producir electricidad, y son nuestro único mercado dejaron de comprar mineral nacional. Ante esta situación, el gobierno puso en marcha una medida urgencia que terminó en febrero. Desde entonces no facturamos", le comentó a BBC Mundo Juan José Valverde, vocero de la compañía.

El Ministerio de Industria programó una reunión con los sindicatos y los empresarios del sector para el próximo 15 de septiembre con el objetivo de intentar buscar soluciones al conflicto.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.