Ataque suicida deja 19 muertos en Pakistán

Consecuencias del atentado en Pakistán.
Image caption En Lakki Marwat tuvieron lugar varios atentados en los últimos meses.

Un atentado suicida con un camión cargado de explosivos contra una estación de policía en el noroeste de Pakistán causó la muerte de 19 personas y dejó más de 40 heridos.

Cuatro de las víctimas fueron niños que pasaban por el lugar de la explosión. Los otros 11 eran miembros de la policía de Lakki Marwat, en la provincia de Pakhtunkhwa.

Además del edificio policial, una escuela vecina y una mezquita también resultaron dañadas.

Una llamada a la agencia de noticias AP reivindicó el ataque en nombre de los talibanes de Pakistán, quienes la semana pasada ya se hicieron responsables de varios atentados contra musulmanes chiítas que dejaron más de 100 muertos.

Según el informante, el ataque se dirigió contra la policía porque en los últimos meses están incitando a la población a unirse a las milicias locales conocidas como "lashkars", opuestas a los talibanes.

Durante horas, los equipos de rescate estuvieron trabajando para intentar salvar a los sobrevivientes.

"Todos los trabajadores del turno de la mañana se encontraban en el edificio (…). De repente, todo se llenó de polvo y oscuridad. Nadie sabía qué había pasado. Todo estaba destruido", señaló el subinspector Ameen Khan Marwat, quien fue rescatado de entre los escombros.

Ataques repetidos

El primer ministro paquistaní, Yousuf Raza Gilani, condenó el ataque.

"Esto demuestra que los terroristas no tienen más creo que el caos y el derramamiento de sangre (…). Quiero destacar que nunca dejaremos que tengan éxito y que vamos a eliminarlos", aseguró en una reunión con funcionarios provinciales.

La ciudad de Lakkin Marwat ya había sido escenario de atentados y hace varios meses, el jefe de la policía del distrito fue asesinado en un ataque suicida.

El día de Año Nuevo de 2010, más de 100 personas murieron como consecuencia de otro ataque suicida contra un partido de voleibol.

Talibanes fortalecidos

Según el reportero de la BBC en Karachi Syed Shoaib Hasan, desde enero –cuando el ejército denunció que sus recursos en el noroeste del país eran demasiado escasos- los talibanes se reagruparon y se fortalecieron en la zona.

"Después de un descenso en la violencia durante las inundaciones recientes, los grupos armados de Pakistán volvieron a actuar. Más de 100 personas murieron en los últimos seis días. En principio, estos ataques fueron sectarios, contra minorías religiosas, pero la explosión de este lunes muestra que las fuerzas de seguridad vuelven a ser uno de sus objetivos", señaló Hasan.

Por otro lado, según fuentes oficiales, al menos cuatro militantes de al-Qaeda fueron abatidos cerca de la ciudad de Miranshah.

Su auto fue alcanzado por dos misiles presuntamente disparados por un avión no tripulado de Estados Unidos en la zona de Dattakhel, cerca de la frontera con Afganistán donde, de acuerdo con las autoridades, se refugian miembros de al-Qaeda y de los talibanes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.