Francia y el Parlamento Europeo chocan por expulsiones de gitanos

Europarlamentarios protestan por las expulsiones de gitanos de Francia
Image caption Los europarlamentarios protestaron contra las acciones de Francia contra inmigrantes gitanos.

El Parlamento Europeo exigió a Francia "suspender inmediatamente" las expulsiones de gitanos, pero el gobierno de Nicolas Sarkozy rechazó el reclamo y acusó al legislativo continental de excederse en sus prerrogativas.

En una dura resolución aprobada este jueves por 337 votos a favor y 245 en contra, el órgano legislativo advirtió que las expulsiones masivas de gitanos violan tratados de la Unión Europea así como las leyes comunitarias.

Los eurodiputados también manifestaron su inquietud por "la retórica incendiaria y abiertamente discriminatoria que ha caracterizado al discurso político durante las repatriaciones de gitanos".

Agregaron que eso retórica "ha conferido cierta credibilidad a las declaraciones racistas y las acciones perpetradas por grupos de extrema derecha".

"Está descartado que Francia suspenda las expulsiones (de gitanos) hacia sus países de origen", fue sin embargo la reacción del ministro francés de Inmigración, Eric Besson, de visita en la capital de Rumania, Bucarest.

Francia le está reclamando al gobierno rumano un plan de emergencia para la integración de la comunidad gitana de su país.

Lea también: Protestan en Francia por expulsión de gitanos

"Profunda preocupación"

Hasta el momento, Francia ha enviado a cerca de un millar de gitanos a Rumania y Bulgaria, aduciendo razones de seguridad o falta de permisos para residir en el país.

Pero la ofensiva policial francesa ha sido objeto de fuertes críticas desde que fue anunciada, en julio pasado.

Antes de la resolución del Parlamento Europeo -promovida por eurodiputados de centro izquierda, liberales y ecologistas- ya se habían pronunciado en términos similares tanto Naciones Unidas como el Vaticano.

Y, aunque no es vinculante, el texto del Parlamento Europeo es atípico por criticar expresamente la política adoptada por un país miembro como Francia, uno de los pesos pesados del bloque continental.

El legislativo comunitario también expresó su "profunda preocupación por las medidas tomadas por las autoridades francesas y otros estados miembros contra los gitanos".

El texto evitó hacer explícito a qué otros gobiernos del continente aludía.

Pero, esta semana, Italia volvió a desmantelar campamentos gitanos en las cercanías de Roma y Milán, dos años después de lanzar su propia ofensiva policial para expulsar del país a miembros de esa comunidad.

"Ninguna imposición"

Además de reclamar la suspensión inmediata de las expulsiones de gitanos, los eurodiputados pidieron una acción más firme de la Comisión Europea y los países miembros para integrar a esa minoría en sus sociedades.

Los gitanos en Europa viven en condiciones económicas, de salud y vivienda que, en promedio, son mucho peores que las del resto de los ciudadanos comunitarios, y a menudo son víctimas de discriminación y xenofobia.

Image caption Los gitanos de Europa viven en peores condiciones que el promedio de habitantes de la UE.

Y, este mismo jueves, Francia criticó al gobierno rumano.

"Los gitanos no están integrados en Rumania", afirmó el ministro francés para asuntos europeos, Pierre Lellouche, quien acompañó a Besson en su visita a Bucarest para reunirse con autoridades locales.

Los funcionarios franceses negaron que París haya llevado a cabo "expulsiones masivas" de gitanos que violen las normas europeas, y aseguraron que las repatriaciones se deciden caso por caso.

"El Parlamento Europeo se excedió de sus prerrogativas y evidentemente no nos vamos a someter a ninguna imposición política", afirmó Besson.

El ministro sostuvo además que "está descartado que Francia suspenda las expulsiones (de gitanos) hacia los países de origen, así se trate de rumanos, búlgaros o de cualquier otro extranjero".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.