El suicida de Navidad despide a sus abogados

Dibujo judicial de Umar Farouk Abdulmutallab, acompañado (izqda) de su abogada Miriam Siefer, ante la jueza Nancy Edmunds.
Image caption Abdulmutallab le preguntó a la jueza qué pasaría si se declara culpable de algunos de los cargos.

El joven nigeriano acusado de haber intentado detonar una bomba el día de Navidad en un avión en EE.UU. despidió a sus abogados y pidió a la jueza que le informara sobre las consecuencias de declararse culpable.

En su primera aparición en la corte federal desde enero, cuando se declaró inocente, Abdulmutallab, de 23 años, dijo que sus abogados no estaban defendiendo sus intereses y pidió a la jueza de distrito de Detroit, Nancy Edmunds, que le dejara representarse a sí mismo.

Lea: El suicida del avión de Navidad se declara inocente

La jueza le respondió que eso sería una insensatez pero se lo permitió. Ordenó que le fuera asignado un abogado suplente que podrá darle consejo legal sin representarle ante la corte.

Al final de su comparecencia de 15 minutos, Abdulmutallab, que ha sido procesado por seis delitos, le preguntó a la jueza: "¿Qué pasaría si me declaro culpable de algunos de los delitos de los que se me acusa?".

La jueza Edmunds le respondió que su abogado suplente será capaz de contestarle a esa pregunta, según informa el corresponsal de la BBC en Washington James Reynolds.

El acusado deberá comparecer de nuevo ante el tribunal el 14 de octubre.

Lea: El acusado es hijo de una de las familias más prominentes de Nigeria

Colaboración

Image caption El joven suicida intentó detonar una bomba cosida a su ropa interior cuando se aproximaba el aterrizaje.

Abdulmutallab, de nacionalidad nigeriana, embarcó en un avión de Northwest Airlines en Amsterdam con destino a Detroit el día de Navidad del año pasado y cuando se aproximaba el aterrizaje intentó detonar una bomba cosida a su ropa interior, según la fiscalía.

La bomba no llegó a explotar y Abdulmutallab, que sufrió quemaduras de gravedad, fue sometido por pasajeros y tripulación del avión a la vez que el pequeño incendio que se originó fue sofocado.

El joven está acusado de intentar usar una bomba de destrucción masiva contra las 289 personas que viajaban junto con él y de otros cinco delitos que podrían suponerle la cadena perpetua de ser hallado culpable.

Portavoces del Departamento de Justicia declararon que durante estos meses Abdulmutallab cooperó con las autoridades a las que les dijo que recibió el explosivo y entrenamiento de parte de los milicianos de al-Qaeda en Yemen.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.