Irán: liberan a estadounidense acusada de espionaje

Shourd a su llegada a Omán, se abraza a su madre
Image caption Por el momento no se ha hecho público quién pagó la fianza para la liberación de Shourd.

Sarah Shourd, la ciudadana estadounidense que estaba detenida en Irán acusada de espionaje, fue liberada este martes y abandonó el país en un vuelo con destino a Omán, donde le esperaban algunos familiares.

Funcionarios del gobierno iraní aseguraron que se puso en libertad a la mujer por razones de salud después de recibir una fianza, si bien fuentes del ejecutivo de Estados Unidos aseguran que no han pagado nada por su liberación.

Según informó la televisión estatal iraní, la estadounidense, de 31 años, fue puesta en libertad bajo fianza de US$500.000.

Shourd había sido detenida el 31 de julio de 2009 junto a dos compañeros que aún siguen privados de su libertad cuando, según su propia versión, hacían una caminata en el Kurdistán iraquí y entraron por error en Irán.

Las autoridades iraníes les acusaron entonces de entrar ilegalmente al país y de tener vínculos con los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

"No han cometido ningún crimen"

En un comunicado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, saludó la decisión de Teherán de poner en libertad a la ciudadana de su país, pero recordó que otros dos compatriotas, Shane Bauer y Josh Fattal, permanecen encarcelados en ese país.

Obama defendió que los dos compañeros de Shourd no han cometido ningún crimen.

Por su parte, un portavoz de la Casa Blanca afirmó que la liberación de Shourd demuestra que las autoridades iraníes pueden resolver este tipo de asuntos si se lo proponen.

El corresponsal de la BBC en Teherán Jon Leyne, dijo que este hecho supone una munición para el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, que a fines de septiembre viajará a Estados Unidos para participar en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, donde deberá rendir cuentas sobre el cumplimiento de los derechos humanos en su país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.