EE.UU.: familiares niegan que grupo de salvadoreños hizo pacto suicida

Reyna Chicas, líder de secta religiosa
Image caption Foto de Reyna Chicas distribuida por al policía de California.

Familiares de la inmigrante salvadoreña identificada como líder de un pequeño grupo religioso que desató temores de haber hecho un pacto suicida negaron este domingo que la mujer pertenezca a un culto apocalíptico.

Julio Orellana, cuñado de Reyna Marisol Chicas, le dijo a BBC Mundo que la mujer de 32 años y los demás integrantes del grupo que había desaparecido desde el sábado "se fueron a una montaña a orar, dejaron sus documentos y todo en la casa, y lo que ha habido es solamente una gran confusión".

"Ella (Chicas) no tiene eso en la cabeza de quitarse la vida ella o quitarse la vida de ellos, si sabemos que Dios no vino ni a matar ni a destruir", aseguró Orellana.

El portavoz de la policía de Palmdale, teniente Paul Clay, explicó a BBC Mundo que los temores de un suicidio masivo habían sido exacerbados por el hallazgo de una bolsa conteniendo cartas "que parecían ser testamentos".

Pero una vez hallados en buen estado, "no había nada que indicara directamente que ellos tenían la intención de cometer ningún tipo de suicidio", agregó el oficial, quien dijo que la policía no presentará cargos contra Chicas.

Cuando al grupo se le preguntó sobre los artículos y cartas que habían dejado detrás, respondieron que "es un pecado tener (posesiones del mundo) cuando uno está orando porque pueden atraer al demonio", explicaron las autoridades.

La desaparición de Chicas y los otros 12 inmigrantes salvadoreños el sábado por la tarde, desató una búsqueda que se prolongó por 22 horas en el área de Palmdale, una ciudad situada a unos 90 kilómetros al noroeste de Los Ángeles.

Lea: Encuentran a grupo de salvadoreños desaparecidos

"Buena madre"

Por lo pronto Chicas fue ingresada en un hospital del condado de Los Ángeles para ser sometida a una serie de pericias psiquiátricas, informó el portavoz del destacamento, teniente Paul Clay.

Y Orellana y su esposa Julia, fueron convocados el domingo a la estación de la policía de la ciudad de Palmdale para que se hagan cargo de los dos hijos de la salvadoreña.

La policía explicó que la decisión de recuir a Chicas por 72 horas en el centro médico Olive View UCLA se tomó después de que ésta se mostrara "confundida y que posiblemente no parecía saber quién era", cuando fue encontrada.

Según la policía, la mujer salvadoreña inicialmente ofreció un nombre diferente a aguaciles del Condado de Los Ángeles, cuando fue encontrada en el parque Kackie Robinson.

"Y los comisarios concluyeron que posiblemente ella no estaba en capacidad de cuidarse a sí misma o a los niños y por eso decidimos dejar que un profesional tome esa determinación", indicó el oficial.

Orellana, quien es esposo de la cuñada de Chicas, aseguró sin embargo que la inmigrante salvadoreña no padece de un desequilibrio mental.

"Ella no tiene ningún problema, es una buena madre, es una buena persona", dijo el residente de North Hollywood.

El familiar de Chicas rechazó además que el grupo que dirige la mujer sea un culto apocalíptico.

"Es un grupo de personas que se reúne para orar como se reúnen (personas) de diferentes iglesias", añadió Orellana.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.