Nuevo libro revela historia secreta del espionaje británico

Keith Jeffery
Image caption Keith Jeffery afirma que hay suficiente material histórico en archivos algo deteriorados por el tiempo.

Un libro detallando los primeros cuarenta años de operaciones del servicio de espionaje externo del Reino Unido acaba de ser publicado.

El británico Keith Jeffery fue el primer historiador en tener acceso irrestricto a cuatro décadas de archivos del MI6, oficialmente conocido como el Servicio Secreto de Inteligencia.

La única restricción que tuvo el académico para investigar su libro "MI6: La Historia Secreta del Servicio Secreto de Inteligencia 1909-1949", fue que no mencionara a algunos agentes que habían cometido traición.

Tesoros

"Me sentí como un niño en una dulcería. Fue una experiencia fascinante estudiar la vida de gente que estuvo realmente ligada al MI6 " - le dijo Jeffery a la BBC.

Según el investigador, los archivos del Servicio Secreto de Inteligencia son una verdadera mina en cuanto a material histórico.

Una parte sustancial de los archivos ha sido destruida con los años, pero Jeffery cree que hay suficiente información para contar historias reales, de gente común y corriente que ha llevado a cabo acciones realmente valientes.

"La realidad es más compleja que la ficción. Al estar tratando con personas de verdad, te das cuenta de que tienen sus debilidades y sus grandezas".

Momentos extraordinarios

Entre los archivos polémicos, el investigador dio con un informe que afirma que agentes del MI6 sabotearon barcos que debían transportar a refugiados judíos al entonces Mandato Británico de Palestina, inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial.

En esos días, el Reino Unido todavía gobernaba sobre Palestina y los políticos ordenaron al servicio de inteligencia detener el flujo de refugiados.

Jeffery también descubrió el caso de un agente conocido como TR16, quien trabajó para el servicio secreto durante la Primera Guerra Mundial y que proporcionó inteligencia naval desde el interior de Alemania.

"El agente trabaja hasta casi el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Tiene más de sesenta años y se le está acabando la energía. Quiere retirarse", dice el profesor Jeffery.

"Las señales nos indican que un día, de repente, no llega a una reunión. No sabemos qué pasó con él. Todo lo que tenemos es un timbre: "se presume muerto". Es un momento extraordinario hallar algo así en una carpeta".

¿Qué hay en un nombre?

Image caption Jeffery tuvo acceso a todos los archivos del MI6.

Jeffery afirma que no puede entregar los nombres de los agentes involucrados en los casos que narra debido a que éstos aceptaron su trabajo en el entendido de que sus nombres quedarían protegidos a perpetuidad.

El investigador dice estar agradecido de que su labor se detuviera en 1949, cuando la Guerra Fría estaba recién comenzando, y el mayor traidor al MI6, Kim Philby, estaba ascendiendo por los escalones de la organización.

"Por cierto, hay un montón de material para entusiasmar a mi sucesor, si es que hay uno" - asevera el profesor Jeffery.

Antecedentes

El año pasado apareció la primera historia oficial del MI5, el servicio secreto que recolecta información dentro del Reino Unido.

"La Defensa del Reino: los espías y los políticos", del historiador Christopher Andrew, también utilizó los archivos secretos de la organización, desde 1909 a nuestros días.

Sus revelaciones incluyen el hecho de que el MI5 infiltró al Partido Comunista de Gran Bretaña, en los cincuenta, utilizando micrófonos escondidos y métodos encubiertos para conseguir los registros de miembros.

Otra, un cierto número de dirigentes sindicales y de parlamentarios trabajaba para los organismos de inteligencia del bloque soviético.

La última: políticos británicos presionaron al MI5 para espiar a sus adversarios políticos o industriales en muchas ocasiones.

Contenido relacionado