La guerra interna de Obama

Portada del libro "Las guerras de Obama" del periodista Bob Woodward
Image caption El libro muestra a Obama enfrentado a militares y asesores por la estrategia para Afganistán.

A la Casa Blanca le parece que el presidente "queda bien" en el nuevo libro "Las guerras de Obama", del periodista Bob Woodward. El mismo reportero que, junto a Carl Bernstein en el diario Washington Post, expuso el caso de espionaje político Watergate a principios de la década de 1970, lo que finalmente forzó la renuncia del entonces presidente estadounidense Richard Nixon.

En su nuevo trabajo, Woodward muestra a Barack Obama enfrentado a militares y a sus asesores cuando trataba de definir la estrategia para la guerra en Afganistán, presentada el año pasado.

"El presidente queda en el libro como estuvo en las reuniones y a todo lo largo del proceso de decisión: como un comandante en jefe que es analítico, estratégico y decisivo. Con una amplia y clara visión de nuestra seguridad nacional y su papel como presidente", aseguró un alto funcionario del gobierno.

"Este libro no revela nada nuevo de nuestra estrategia en Afganistán" y al contrario "subraya la importancia de nuestros esfuerzos en Afganistán y contra al-Qaeda en todo el mundo", dijo el funcionario, quien se mantuvo en el anonimato para no alimentar polémicas.

Divisiones internas

Aunque no es un secreto que el mandatario se oponía al aumento de las fuerzas estadounidenses en Afganistán y a mantener el esfuerzo de guerra por mucho tiempo, la investigación de Woodward revela divisiones más profundas de las que se han conocido hasta el momento.

Durante varios meses Woodward tuvo acceso a documentos internos y a minutas de reuniones. También entrevistó a los miembros del equipo encargado de diseñar la nueva estrategia de la guerra. Incluso entrevistó a Obama.

Según el relato del periodista, ante la renuencia de algunos de darle una "vía de salida", Obama terminó diseñando él mismo el plan básico

El presidente argumentó: "No puedo dejar que esto sea una guerra sin final", de acuerdo con una conversación que tuvo con el senador republicano Lindsey Graham reseñada en el libro.

De acuerdo a los datos y conversaciones que describe Woodward, los asesores de la Presidencia, incluyendo al principal consejero sobre Afganistán, el teniente general Douglas Lute, pensaban que la estrategia "no podría funcionar".

La CIA entrena

Image caption La mayor "revelación" dell libro es la existencia de un grupo paramilitar en Afganistán entrenado por la CIA.

La mayor "revelación" que se hace en el libro es la existencia de un grupo paramilitar que es entrenado por la Oficina Central de Inteligencia (CIA) en Afganistán para capturar líderes del talibán y de al-Qaeda.

Este martes, un funcionario vinculado a la comunidad de inteligencia estadounidense confirmó la existencia del llamado Grupo de Persecución Contraterrorista, creado en 2002 e integrado por unos 3.000 afganos.

"Es una de las mejores fuerzas afganas de combate y ha hecho grandes contribuciones para la estabilidad y la seguridad", dijo un funcionario familiarizado con las operaciones.

En el libro se asegura que el grupo realiza trabajos encubiertos en algunas de las zonas más conflictivas de Afganistán e incluso habría operado en Pakistán, en regiones fronterizas donde, según la inteligencia estadounidense, hay campamentos de la insurgencia afgana.

El funcionario no reconoció que este último fuera el caso. Pero de comprobarse causará malestar en Pakistán, cuyo gobierno no permite que las fuerzas especiales estadounidenses entren en su territorio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.