La Corte Suprema de EE.UU. rechaza frenar la ejecución de una mujer en Virginia

Teresa Lewis
Image caption La ejecución por inyección letal de Teresa Lewis está programada para el jueves.

La Corte Suprema de EE.UU. decidió no impedir la ejecución de Teresa Lewis, condenada a muerte en el estado de Virginia por conspiración en el asesinato de su marido y su hijastro en 2002.

El último recurso judicial que le quedaba a Lewis fue rechazado luego de que sólo votaran a su favor Ruth Bader Ginsubrg y Sonia Sotomayor, dos de las tres mujeres que forman el tribunal. Los otro siete magistrados votaron en su contra.

Este jueves, está programada la muerte por inyección letal de Lewis, que se podría convertir así en la primera mujer ejecutada en Virginia desde 1912 y en el país desde 2005.

Se trata del caso por el que las autoridades iraníes han denunciado el doble rasero de EE.UU. y la prensa internacional. Irán, acosado por la condena a muerte por lapidación de Sakineh Mohammadi Ashtiani, se queja de que la ejecución de Lewis no haya levantado la misma "tormenta mediática".

El gobernador de Virginia, Robert McDonnell ha adelantado que no resolverá conmutar la pena. "Lewis no niega que haya cometido este atroz crimen", afirmó.

Problemas mentales

Lewis reconoció que dejó abierta una puerta de su casa para permitir la entrada de dos hombres armados, los autores materiales de la muerte de su marido y su hijastro.

Ambos fueron condenados a cadena perpetua.

Uno de los pistoleros era el amante de Lewis. Según la defensa de Lewis, fue éste quien manipuló a la mujer y la convenció de cometer el crimen para cobrar el seguro de vida de las víctimas.

Los abogados de la mujer alegan que sufre de problemas mentales y dificultades de aprendizaje.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.