Reino Unido: la oposición eligió líder

Ed Miliband.
Image caption El más joven de los hermanos Miliband se hará cargo del partido, que sufrió una "dura" derrota en los comicios de mayo.

Los laboristas del Reino Unido, en la oposición, eligieron el sábado al responsable de Energía del partido, Ed Miliband, como su nuevo líder, reemplazando de esta forma al anterior primer ministro, Gordon Brown.

Ed Miliband, de 40 años, le ganó en un congreso celebrado en Manchester el puesto a su hermano mayor, el anterior canciller, David Miliband, de 45, que era considerado favorito y que perdió por un estrecho margen de 50,6% frente a 49,4%.

Los dos hermanos se abrazaron después de conocer el resultado.

Lea: Los hermanos Miliband luchan por el control del laborismo

Ed Miliband sucede a Gordon Brown al frente del partido que perdió las elecciones en mayo, lo que supuso el fin de un período de 13 años en el poder.

Una de sus tareas clave será elegir la posición que los laboristas adoptarán como respuesta a los profundos recortes del gasto que el gobierno de coalición conservadora-liberal ha anunciado para el mes que viene.

"Perdimos confianza y empatía"

Image caption Los dos hermanos se abrazaron después de conocer el resultado.

Durante su campaña, Ed Miliband propuso un incremento del salario mínimo y mayores impuestos para los ricos y los bancos.

Tras proclamarse vencedor, Ed Miliband prometió ante los delegados reunidos en Machester que responderá a la confianza que su partido ha depositado en él.

"En el futuro, el Partido Laborista debe ser un vehículo que atraiga no sólo a miles de jóvenes, sino a decenas de miles, cientos de miles de jóvenes que nos ven como su voz en la política británica actual".

En su discurso, rindió tributo a sus predecesores Gordon Brown y Tony Blair, pero añadió: "Perdimos las elecciones y fue una dura derrota. Mi mensaje al país es este: sé que perdimos confianza, sé que perdimos empatía, sé que necesitamos cambiar".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.