Medio Oriente: israelíes y palestinos matizan sus posturas

A horas de que venza la moratoria que impide la construcción de colonias judías en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, instó este domingo a los colonos a actuar con moderación para evitar conflictos.

Image caption Netanyahu pidió "moderación".

Por su parte, anticipándose al fin de la prórroga, que tendrá lugar este domingo a la medianoche, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, reconoció que si Israel no renueva el veto a las colonias no dejará inmediatamente el diálogo, mientras que el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, le dijo a la BBC que ve muy probable que las negociaciones sigan.

Netanyahu les pidió tanto a las organizaciones colonas como a los grupos de la derecha y extrema derecha que "muestren moderación y responsabilidad hoy y más adelante, al igual que han hecho durante los diez meses que ha durado le congelación de la construcción en los asentamientos", según informó el servicio de noticias israelí Ynet.

Los palestinos amenazan con abandonar las negociaciones de paz iniciadas este mes si se reanuda la construcción en las colonias.

Sin embargo, en declaraciones citadas por el periódico árabe al-Hayat, Abbas dijo que los palestinos no se retirarían inmediatamente de la mesa de diálogo en caso de que Israel reanudara la construcción de las polémicas colonias.

En cambio, señaló que acudiría a la Liga Árabe, organización que les dio el puntapié inicial a las conversaciones.

Lea: Negociaciones contrarreloj para salvar el proceso de paz

"Un 50% de posibilidades"

En las últimas horas Estados Unidos intensificó sus gestiones en su mediación entre israelíes y palestinos para evitar que Abbas se retire de las negociaciones de paz con Israel si no se amplía la moratoria.

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, le dijo a la BBC que este domingo mantendrá conversaciones con otros miembros del gabinete israelí para intentar convencerlos de la necesidad de alcanzar un compromiso antes de que la moratoria expire.

Pese a ello, Barak señaló que había un 50% de posibilidades de llegar a un acuerdo con los palestinos sobre los asentamientos, aunque aseguró que, en su opinión, es muy probable que las conversaciones de paz continúen.

Esta misma semana, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió a Israel ante la ONU a ampliar la moratoria. Washington está presionando al presidente de la ANP para que no se retire de las conversaciones de paz.

Pero si Abbas alcanza un compromiso con los israelíes que no suponga la paralización total de la construcción de asentamientos, reforzará su imagen de líder débil.

Cerca de medio millón de judíos viven en los asentamientos construidos en Cisjordania y Jerusalén Oriental tras la ocupación israelí de 1967.

Estos asentamientos son considerados ilegales bajo la ley internacional.

Lea: Claves de la vuelta al diálogo

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.