Sin cables ni batería y con forma de pulpo: el asombroso primer robot blando del mundo
Media playback is unsupported on your device

Sin cables ni batería y con forma de pulpo: el asombroso primer robot blando del mundo con el que los expertos pretenden revolucionar las operaciones de rescate

Este pulpo es el primer robot blando autónomo del mundo.

Se llama Octobot, está hecho de geles de silicona de diferente rigidez y no tiene ni cables ni batería.

Su movilidad se la debe a reacciones químicas.

Éstas generan un gas que unos pequeños tubos hacen llegar a sus extremidades, moviéndolas.

El movimiento todavía no es suficientemente bueno y el robot no puede, por ejemplo, desplazarse.

Sin embargo, mejorándolo, los investigadores de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Estados Unidos, esperan que un día revolucione las operaciones de rescate en zonas de difícil acceso, así como las intervenciones quirúrgicas complejas.

Temas relacionados