El arriesgado viaje de los iraquíes que huyen de la ofensiva en Mosul
Media playback is unsupported on your device

El arriesgado viaje de los iraquíes que huyen de la ofensiva en Mosul

Decenas de miles de iraquíes que huyeron de Mosul, la segunda ciudad de Irak en manos del autodenominado Estado Islámico desde hace dos años, viven en el campamento de refugiados de Dibaga, en el norte del país.

Desde que comenzó la ofensiva de las fuerzas de seguridad iraquíes (con el apoyo de peshmergas kurdos y la coalición internacional encabezada por Estados Unidos), están llegando Dibaga a razón de 50 personas por día.

El campamento ya está abarrotado de gente, señaló ACNUR. Y la cifra de recién llegados va en aumento.

Para muchos el viaje ha sido penoso y peligroso.

Según le contó a la BBC Assad Hassan, un hombre que huyó de su pueblo en las cercanías de Mosul junto a su familia, el camino de salida “estaba todo minado”.

“Había varios autos delante del nuestro y explotaron por las minas”.

Temas relacionados