Con cientos de kilos a la espalda y entre la nieve: la dura vida de los contrabandistas kurdos en Irán
Media playback is unsupported on your device

La dura vida de los contrabandistas kurdos en Irán

Hez, de 70 años y cinco hijos, es uno de los cientos de contrabandistas que trabaja en la frontera del Kurdistán iraní y el iraquí.

Cada mañana espera junto a sus compañeros que lleguen las camionetas, cargadas con todo tipo de productos, a estas montañas a 4.000 metros de altura.

En esta ocasión le toca portar neumáticos, con los que arma un pesado bulto que se coloca a la espalda.

Temas relacionados