Cómo un grupo de abejorros aprendió a "anotar un gol"
Media playback is unsupported on your device

Cómo un grupo de abejorros aprendió a "anotar un gol"

Los abejorros pueden aprender a mover una pelota, colocarla en el lugar preciso, y recibir por ello una recompensa.

"Logramos demostrar que los abejorros pueden jugar al fútbol. O algo similar. Demostramos que pueden mover una pelota a una meta para obtener una recompensa de azúcar", explicó Olli Loukola, investigador del departamento de Biología de la Universidad Queen Mary en Londres.

"Queríamos saber más sobre el comportamiento de los abejorros poniéndoles tareas muy diferentes a las que realizan en su mundo natural".

Loukola y sus colegas diseñaron un experimento ingenioso y demostraron que los abejorros son capaces no sólo de aprender tareas complejas, sino de observar y copiar a otros e incluso innovar.