James K. Polk, el presidente de Estados Unidos que no puede descansar en paz
Media playback is unsupported on your device

James K. Polk, el presidente de Estados Unidos que puede ser enterrado por cuarta vez

James K. Polk fue el presidente número 11 de Estados Unidos y se ha convertido en el mandatario estadounidense que más veces ha sido enterrado y desenterrado.

La primera vez fue cuando falleció en 1849. Debido a que murió de cólera, debió ser enterrado en las afueras de la ciudad, en este caso, Nashville, la capital del estado de Tennessee.

A los pocos meses, fue desenterrando y su cuerpo fue ubicado en los terrenos de su mansión. Pero en 1893, pocos años después de la muerte de su esposa, ambos cuerpos fueron exhumados y sepultados cerca del capitolio del estado de Tennessee, en la ciudad de Nashville.

Y ahora hay un proyecto de los familiares del presidente para mudar los restos a la residencia que ellos tienen en la ciudad de Columbia, en el mismo estado.

¿Será posible?