El pueblo sirio que pertenecía a Estado Islámico y que muestra por qué la guerra en Siria no acabará pronto
Media playback is unsupported on your device

El pueblo sirio en el que derrotaron a Estado Islámico y que muestra por qué la guerra en Siria no acabará pronto

Al Bab, en el norte de Alepo, ha cambiado de manos una docena de veces desde que estalló la guerra en Siria.

En esta pequeña localidad el Ejército Libre Sirio -el principal grupo de oposición armada contra el gobierno de Al Asad- derrotó al autodenominado Estado Islámico con el apoyo de Turquía.

El periodista de la BBC Quentin Sommerville estuvo allí, un lugar de muy difícil acceso para la prensa internacional.

Y comprobó que el frente contra Estado Islámico está dividido por muchos enemigos.

Aquí los vencedores expulsaron a los yihadistas hacia Raqa, pero muy cerca combaten contra fuerzas de Al Asad y contra grupos kurdos.

La precaria cárcel de Al Bab, donde combatientes sirios de todas las vertientes comparten celda, es la muestra más cabal de las divisiones profundas que desgarran al país.

Temas relacionados