Yo fui uno de los 900 judíos que huían de los nazis en el barco que Cuba, Estados Unidos y Canadá se negaron a recibir
Media playback is unsupported on your device

Yo fui uno de los 900 judíos que huían de los nazis en el barco que Cuba, Estados Unidos y Canadá se negaron a recibir

Para Gerald Granston, quien tenía 6 años cuando se embarcó en el St. Louis rumbo a América, el viaje a través del Atlántico fue emocionante y divertido.

Pero todo cambió cuando llegaron a Cuba.

El crucero de lujo había dejado el puerto de Hamburgo el 13 de mayo de 1939 cargado con 900 judíos alemanes que huían de los nazis.

Aunque los cubanos fueron muy amables, cuenta Granston, finalmente no aceptaron recibirlos.

Tampoco los recibieron ni Estados Unidos ni Canadá.

El barco tuvo que volver a Europa, donde más de 250 de sus pasajeros acabarían muertos por los nazis.

Gerald Granston habló con el programa Witness del Servicio Mundial de la BBC.

Sitio del programa Witness