"Mi vecino me cortó las manos para venderlas a brujos": el drama de los ataques que sufren los albinos en Tanzania
Media playback is unsupported on your device

"Mi vecino me cortó las manos para venderlas a brujos": el drama de los ataques que sufren los albinos en Tanzania

Mariam Staford Bandaba fue atacada en su propia casa.

Un grupo entró a su habitación y le amputó los brazos.

En Tanzania existe la creencia de que las partes del cuerpo de los albinos sirven para hacer pociones mágicas que ayudan a conseguir suerte y fortuna. Por esta razón, este tipo de ataques son un gran riesgo para la población albina.

Se calcula que en el país africano hay alrededor de 30.000 albinos.

Mariam ha logrado sobreponerse a su traumática mutilación y ahora trabaja como tejedora.

Temas relacionados