“Llegué a ser adicta a arrancarme el cabello”: el desgarrador testimonio de una joven que padece tricotilomanía
Media playback is unsupported on your device

"Llegué a ser adicta a arrancarme el cabello": el conmovedor testimonio de Megan Malone, una adolescente que padeció tricotilomanía

Megan Malone empezó a desarrollar un desorden conocido como tricotilomanía cuando tenía siete años.

A lo largo de dos años, cuando se sentía ansiosa o molesta se arrancaba mechones de cabello.

En conversación con la BBC, Megan, quien vive en la ciudad inglesa de Coventry, contó los dramáticos cambios que ese trastorno provocó en su vida.

Ahora tiene 14 años y gracias a tres meses de sesiones de terapia psicológica, la joven pudo superar el problema y luce con orgullo su cabellera.

La tricotilomanía, que fue descrito por primera vez hace unos 200 años, puede producir desde una pérdida leve de cabello hasta calvicie severa.

El desorden está caracterizado por la necesidad urgente y recurrente de arrancarse el cabello, pelo facial, pestañas, cejas y todo tipo de pelo corporal.

Aunque el trastorno puede aparecer en la infancia, por lo general surge en la adolescencia y suele ser provocado por crisis de depresión o estrés. Aunque no ha habido estudios sobre su prevalencia, se cree que puede ser hasta de 1,5% en los hombres y 3,4% en las mujeres.

Video hecho por el periodista de la BBC Jonathan Morris

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados