BBC Mundo

Inicio > Sociedad y Cultura

La tecnología que cambiará al fútbol

Facebook Twitter Compartir
25 may 2012 03:10 GMT

Jossette Rivera

BBC Mundo

Manuel Neuer en Mundial Sudáfrica 2010

Un cambio radical en la manera de ver el fútbol podría iniciarse este 2 de junio durante el partido amistoso entre Bélgica e Inglaterra: se probará la tecnología Hawkeye (Ojo de Halcón) de la línea de gol, justo antes de la Eurocopa 2012.

Mientras tanto, otra tecnología conocida como GoalRef también se probará en tiempo real en el partido Dinamarca-Australia el mismo día en la ciudad de Copenhague.

Ambas buscan determinar si el balón traspasó la portería en casos en que es difícil determinarlo a simple vista.

Salvo problemas de última hora, la expectativa es que uno o ambos sistemas obtengan la aprobación y de ser así, cualquier liga o competición sea libre de introducir los sistemas si lo desean y lo quieren pagar.

Para algunos, la trascendencia del evento no tiene que ver exactamente con el tipo específico de tecnología sino con sus implicaciones.

"En el 99% de los casos los goles son claros o por lo menos no tienen esa disyuntiva", explica a BBC Mundo Sergio Álvarez, editor general del sitio MedioTiempo.com

"Lo realmente importante es que se le da acceso a la tecnología por primera vez al fútbol en un partido de división mayor".

Por el contrario, otros temen lo que podría cambiar en la esencia de un deporte que por tradición ha evadido el uso de tecnologías para determinar jugadas.

"El fútbol debe incluir la posibilidad del error humano… el fútbol sería muchísimo más aburrido si los árbitros no se equivocaran", explica a BBC Mundo Juan Villoro, autor del libro Dios es Redondo.

"Si prescindimos de esta posibilidad de que el árbitro decida por su cuenta, el fútbol al volverse más objetivo va a perder sin duda alguna parte de su magia", explica.

A favor y en contra

La solicitud del uso de la tecnología para ayudar a tomar decisiones se ha incrementado tras una larga historia de jugadas dudosas que han afectado juegos de alto perfil.

La más famosa se produjo durante la final de la Copa del Mundo de 1966 entre Inglaterra y Alemania, cuando un disparo del inglés Geoff Hurst fue cantado gol cuando realmente nunca penetró la valla, convirtiéndose así en uno de los más polémicos y disputados de la historia.

Pero más allá de la importancia del partido, algunos creen que la pasión del fútbol durante (y después) del partido está en su inmediatez.

"Si ese gol (el de 1966) hubiera sido visto de inmediato se hubiera hablado mucho menos de él. Creo que en el fútbol también es importante lo que no se ve. Preservar ese misterio lo ha convertido en el deporte más popular del planeta", explica Villoro.

Álvarez coincide en ese gusto: "Un gol con la mano te da para hablar una semana y polemizar y siempre poner en la mesa si se debe introducir la tecnología o no al fútbol".

Y es que, la misma FIFA fue una férrea opositora durante años hasta que en los octavos de final entre Alemania e Inglaterra en Sudáfrica 2010, el árbitro uruguayo no concedió como gol un remate del Frank Lampard que traspasó claramente la portería alemana.

Entonces, Sepp Blatter se vio obligado a pedir disculpas por el incidente.

Vea: La FIFA se disculpa por errores de arbitraje

La autoridad del árbitro

La revisión de las jugadas "fantasma" podría significar un importante cambio de ruta en un deporte que al momento no permite mayor autoridad que la del árbitro.

"Que una imagen evidencie el error del silbante y se pueda corregir en ese momento me parece vital", dice Álvarez.

Por su parte, Villoro defiende la supremacía del réferi y opina que lo que se debe hacer es "reforzar la capacidad de los árbitros para que se equivoquen lo menos posible".

"El fútbol es un deporte donde 22 jugadores tratan de comportarse como semidioses y una persona no tiene mas remedio que comportarse como hombre. Esa persona es el árbitro", concluye.

Mientras tanto, en el partido del 2 de junio los árbitros no tendrán acceso a los datos recopilados por el sistema. Esto significa que sólo será para probarla en tiempo real.

Y aún cuando la nueva norma sea aprobada y a pesar del entusiasmo en la Liga Premiere, no parece haber tiempo para instalar la tecnología en sus 20 estadios antes del inicio de la temporada 2012-2013 el 18 de agosto.

Finalmente, la discusión no tiene lugar para Michel Platini, presidente de la UEFA, quien insiste en que es incorrecto implementar esa tecnología dada poca frecuencia de este tipo de incidentes y descarta su uso en la Champions League o la Liga Europa.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati