BBC Mundo

Inicio > Sociedad y Cultura

Un emporio llamado Jenni Rivera

Facebook Twitter Compartir
19 dic 2012 15:39 GMT

Redacción

BBC Mundo

DIscos de Jenni Rivera

Seguidores y familiares de la fallecida cantante mexicano-estadounidense Jenni Rivera rindieron tributo este miércoles a la llamada Diva de la Banda en el anfiteatro Gibson, de Los Ángeles.

"Celebraremos su graduación al cielo, con honores, de nuestra querida madre, hija y hermana", dijo su familia en un comunicado.

Los boletos gratuitos para la ceremonia pública se agotaron rápidamente el martes y miles de personas estuvieron en el acto. El entierro de Rivera será privado.

La artista falleció en un accidente aéreo hace unos días mientras se dirigía a Toluca junto a su equipo tras una actuación.

Más allá de su faceta como cantante, con los años Rivera construyó un emporio empresarial que abarcaba desde productos de belleza hasta comida.

En más de una ocasión, Rivera aseguró querer convertirse en la "Oprah Winfrey" mexicana. Y parecía estar en buen camino.

"Antes que todo, soy una empresaria", solía repetir la artista en sus entrevistas.

Aunque era conocida mayormente por su influencia en el mundo de la música regional mexicana, Rivera nunca ocultó su interés por multiplicar sus fuentes de ingresos.

Con una carrera en Administración de Negocios de la Universidad Estatal de Long Beach, en California, obtenida en 1991 y una licencia de agente inmobiliario, se inició en el mundo de los negocios vendiendo latas de refresco y discos regrabados en un mercado de pulgas.

Y antes de convertirse en una de las cantantes hispanas más populares, se dedicó a la venta de bienes raíces, algo que aseguró continuaba haciendo cuando no estaba actuando o grabando.

Sus negocios "alternativos" abarcaban desde la venta de comida hasta la de cosméticos y productos de belleza. Todos agrupados bajo el emporio Jenni Rivera Enterprises Inc. fundado en 2007, ubicado en Encino, California.

En el momento de su muerte, la cantante tenía un patrimonio valorado en US$20 millones, según el sitio especializado Getnetworth.com

El analista financiero de Rivera, Luis Barajas, reveló a algunos medios que poco antes de su muerte la cantante había establecido cómo y quién dirigiría sus empresas en caso de su fallecimiento. Además, había dejado un fideicomiso para sus hijos.

"Todo es para sus hijos (...) Tiene suficiente dinero ganado para mantener a sus hijos el resto de sus vida", reveló.

Aunque aún no se ha hecho público su testamento, la familia de la cantante aseguró que será su hermana Rosie Rivera quien quedará a cargo de los negocios.

Bienes raíces

Tras titularse como administradora y antes de incursionar en la música, Rivera obtuvo una licencia de agente inmobiliario porque decía que "ahí es donde está el dinero".

En 2004 fundó su propia empresa Jenni Rivera Real Estate Inc.

En varias entrevistas, Rivera hizo pública su pasión por los bienes raíces. En febrero de 2009, el diario Los Angeles Times publicó fotografías de la mansión que compró en Encino, California por US$3.3 millones.

La propiedad de más de 800 metros cuadrados, siete habitaciones y once baños se encuentra en un terreno de cuatro acres y cuenta con pisos de mármol y madera, vistas de la ciudad, piscina, spa y cascadas.

Rivera además aseguró que esperaba reactivar el funcionamiento de su negocio de bienes raíces en California.

También dijo que su objetivo sería ayudar a inmigrantes a comprar su primera casa.

Productos de belleza

La línea de productos de belleza y maquillaje "Divina Cosmetics" fue lanzada a principios de 2004 con una socia dermatóloga.

La cantante aseguró que había trabajado más de dos años en el proyecto, el cual tenía como objetivo principal otorgar a sus seguidoras productos de "gran calidad y al alcance de gente humilde y sencilla".

Por eso, los productos para el cuidado de la piel y los productos de maquillaje no superaban los US$25.

Sin embargo, poco después la marca dejó de funcionar. Luego lanzaría Jenni Rivera Cosmetics.

Hace ocho meses, Rivera anunció vía Twitter la alianza con BH Cosmetics para vender su línea de maquillaje.

Además, secadoras y planchas para el pelo se vendían con su nombre por internet.

Como parte de su incursión en la venta de productos para el cuidado personal, Rivera lanzó en 2009 también las fragancias JR by Jenny Rivera y Jenni by Jenni Rivera.

En una entrevista, Rivera aseguró que su intención al vender fragancias era que sus fanáticos "sabrán como huelo".

Rivera también era inversionista en una peluquería propiedad de su hermano y en el salón de belleza de su hija Janney "Chiquis" Marín, ubicado en Encino, California.

Línea de ropa y lencería

Durante su vida, la intérprete de "La Gran Señora" siempre hizo referencia a su peso y sus curvas como parte de su éxito, algo con lo que se identificaban con gran parte de sus seguidoras.

"No todas tenemos que ser 90-60-90. A mí me gusta ser nalguda y tener mi carnita aquí y allá", declaró en marzo de 2005 a la revista Mira.

Por ello, desde 2009 mantenía una línea de jeans "Jenni Jeans" pensada en mujeres "rellenitas".

Aunque el proyecto no había podido concretarse por no encontrar un diseñador que la dejara satisfecha con los modelos, la cantante publicó en su cuenta de Twitter las fotografías de los productos.

"El primer ejemplo de mi línea de "jenni jeans".... ESTOS si les quedaran a los cuerpos latinos...con cadera, pompudas...etc..sin q se salga media pompa ni las lonjas a los lados! Thank u GOD!!", escribió en el mensaje.

Además de pantalones de mezclilla, Jenni Rivera pensaba lanzar colecciones de ropa deportiva y accesorios para mujeres voluptuosas.

Otros de sus proyectos en vías de concretarse era una línea de lencería y una boutique.

Rivera había mostrado en Twitter cómo serían las bolsas en las que se venderían sus productos.

Taquería ambulante

Otra de las pasiones de las que Jenni Rivera hablaba continuamente era su afición por la cocina.

En abril de 2011, incursionó -al lado de toda su familia- en el negocio de la comida al inaugurar una "taquería ambulante" en Anaheim, California.

El camión de comida lleva el nombre de "La Gran Señora" y durante la inauguración mientras ella cocinaba, el camión fue manejado por el entonces esposo de Rivera, el beisbolista Esteban Loaiza.

Su intención, dijo, era poner un negocio familiar que quedara a cargo de sus sobrinos "para que ellos se ocupen, para que ellos trabajen, para que ellos sepan salir adelante".

Organización caritativa

Otro aspecto, quizá menos publicitado de la cantante, fue su participación en actos de beneficencia.

Estaba al frente de la fundación Jenni Rivera Love Fundation que nació con la idea de ayudar a víctimas de violencia sexual y violencia doméstica. Sin embargo, más tarde ayudó también a personas con sida, cáncer y síndrome de Down.

"Hizo muchas cosas sin cámara y sin publicidad como ir a hospitales y a casas de personas enfermas que eran sus fans, comprar sillas de ruedas, pagar tratamientos y un sinfín de cosas que no se dieron a conocer públicamente y que sabemos la gente que tuvimos el privilegio de conocerla", contó a BBC Mundo Blanca Martínez, editora de la revista Furia Musical.

Además, en 2010 fue nombrada vocera de la "Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica" en EE.UU. Por su trabajo caritativo y trabajo con la comunidad, el consejo de la Ciudad de Los Ángeles designo el 6 de agosto como el "Día de Jenni Rivera".

Música

En el momento de su muerte, Rivera había vendido 15 millones de discos, sin contar las descargas digitales.

Había sido nominada en 2003, 2008 y 2010 a los Grammy Latino y en 2010 fue la primera cantante de banda que llenó el teatro Nokia de Los Ángeles y el Gibson Amphitheater en Universal City, California.

Sin embargo, su primera incursión en la música fue como cantante de narcocorridos con la melodía "La Chacalosa".

En un articulo de 2003 sobre cómo la cantante cambió la cultura musical mexicana, Rivera admitió al periodista Omar Arellano haber compuesto la canción más con visión empresarial que musical, pues sabía que tendría éxito en un negocio dominado por hombres.

"Fuí una niña negociante, una adolescente negociante y finalmente una mujer de negocios. Ninguna otra mujer estaba haciéndolo, así que sabía que dominaría el mercado", declaró.

Ese espíritu hizo que no se limitara a ese género y grabó con éxito hip hop, baladas, pop y rancheras.

Además, fundó la disquera Divine Music para producir música a nuevos talentos.

Tras el accidente aéreo en el que perdió la vida, las ventas de sus discos y canciones se colocaron en los primeros lugares en la tienda digital iTunes.

Televisión y radio

Rivera también estuvo presente en la pantalla chica.

Produjo el reality "Jenni Rivera presenta Chiquis y Raq-C", la serie basada en la vida de su hija Janney Marin "Chiquis" y su mejor amiga Raquel, en su intento por conquistar la industria musical estadounidense.

En 2011 comenzó a protagonizar su propio reality "I love Jenni", produjo "El show de Chiquis" y en 2012 lanzó "Chiquis’n Control".

Todos se transmitían por la cadena estadounidense bilingüe Mun2.

En su última conferencia de prensa, Rivera habló de sus planes para participar en una serie totalmente en ingles.

Algunas fuentes aseguran que ya mantenía conversaciones con la cadena ABC para ese proyecto de televisión.

Además, Jenni Rivera conducía todos los miércoles un programa radial de cuatro horas en la emisora El Gato 103.1 FM de la cadena Entravisión.

Cine

Poco antes de su fallecimiento, Rivera había incursionado en la industria cinematográfica.

La cantante actuó en la cinta independiente "Filly Brown" del productor Edward James Olmos.

La presentación de la cinta se llevó a cabo en el Festival de Cine Sundance de 2012. Se espera su estreno en salas en enero de 2013.

En una de sus últimas entrevistas para el diario Hoy de Los Ángeles, Rivera comentó que además estaba en conversaciones para hacer un papel protagónico en una cinta llamada "Camelia la tejana".

Bebidas alcohólicas

En algunas entrevistas, Rivera también habló del posible lanzamiento de un tequila llamado "La Gran Señora".

La solicitud del registro de la marca la hizo Jenni Rivera Enterprises, Inc en junio de 2011.

Sin embargo, el proceso se cerró en abril de 2012 por falta de seguimiento.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati