BBC Mundo

Inicio > Internacional

Turquía contraataca a Siria: ¿advertencia final a Damasco?

Facebook Twitter Compartir
4 oct 2012 12:01 GMT
Akcakale

Turquía ha reanudado sus ataques con artillería contra blancos militares en Siria, que lanzó por primera vez el miércoles en represalia a un ataque con mortero sirio que se cobró la vida de cinco civiles turcos, tres de ellos niños.

Asimismo, el Parlamento de Turquía celebró este jueves una sesión extraordinaria en la que aprobó la realización de operaciones militares transfronterizas.

Se trata del primer ataque de la artillería turca a Siria desde que el conflicto en este último país comenzó hace 18 meses.

Miembros de la oposición siria afirmaron que varios soldados han muerto durante la ofensiva de Turquía, que es miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El gobierno de Damasco dijo que está investigando el ataque con mortero desde su territorio, que alcanzó una casa en la ciudad residencial fronteriza de Akcakale. Además les ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas.

La OTAN, que el año pasado intervino durante meses en Libia y hasta ahora ha tratado de mantenerse al margen del conflicto sirio, convocó el miércoles a una reunión de urgencia para discutir el incidente.

El artículo 5 del Tratado de la alianza atlántica prevé la defensa colectiva ante un ataque contra uno de sus miembros.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, manifestó su "firme condena" a la acción desde Siria.

El corresponsal de la BBC en Beirut, Jim Muir, informó que es la primera vez que ciudadanos turcos mueren por un ataque desde el lado sirio de la frontera común.

También es la primera vez que Turquía responde atacando blancos específicos en Siria.

Paciencia al límite

Según el especialista en asuntos diplomáticos de la BBC, Jonathan Marcus, la ofensiva turca es una señal de que la paciencia de Ankara con el gobierno sirio se ha acabado y de que el presidente Bashar al Asad puede esperar una respuesta cada vez más enérgica si el territorio turco es atacado nuevamente.

"En este caso, la OTAN le ha dado un fuerte respaldo al gobierno de Ankara, tal como se lo dio cuando las fuerzas sirias derribaron un jet de reconocimiento de Turquía en junio".

Sin embargo -añade Marcus- los primeros signos indican que ni los turcos ni los sirios no desean un conflicto prolongado.

La opinión pública en Turquía, dice, no ve con buenos ojos una intervención militar en Siria, si bien esto podría cambiar de continuar los ataques de Damasco a territorio turco. Por su parte, el presidente Al Asad ya tiene suficientes problemas.

"Con todo, el incidente hace temer que la crisis siria pueda transformarse en un conflicto regional", concluye el analista de la BBC.

Reunión de emergencia

En Bruselas, el Consejo Atlántico Nacional de la OTAN, compuesto de los embajadores nacionales, se reunió de urgencia el miércoles a petición de Turquía para discutir el incidente fronterizo.

Según Muir, de la BBC, está claro que Ankara ha buscado la solidaridad de la OTAN y, sin duda, busca el respaldo al menos verbal.

En efecto, la reunión concluyó con una declaración que condenaba enérgicamente el ataque y decía: "La alianza sigue apoyando a Turquía y exige el cese inmediato de las esos actos de agresión contra un aliado". También instó "al régimen sirio para poner fin a las violaciones flagrantes del derecho internacional".

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, instó al gobierno de Damasco a respetar la integridad territorial de sus vecinos.

El Pentágono afirmó este miércoles que condenaba con firmeza el ataque y dijo que estaba monitoreando de cerca la situación.

"Este es otro ejemplo de la conducta depravada del régimen sirio y de por qué ser debe ir. Lamentamos la pérdida de vidas en Turquía, un fuerte aliado", declaró el portavoz del Pentágono, George Little.

Turquía pidió el miércoles el Consejo de Seguridad de la ONU tomar "las medidas necesarias para detener la agresión de Siria" y asegurar que este país respete su soberanía territorial.

"Este es un acto de agresión de Siria contra Turquía", sostuvo el embajador turco ante la ONU, Ertugrul Apakan, en una carta al presidente del Consejo de Seguridad, el embajador de Guatemala, Gert Rosenthal.

"Constituye una violación flagrante del derecho internacional así como una violación de la paz y la seguridad internacionales ", dice la carta.

Vea el conflicto en Siria en profundidad

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati