La habitación de hotel de Londres que (según dicen) Churchill le regaló a Yugoslavia

Suite 212 de Claridge's Derechos de autor de la imagen Claridge's
Image caption Esta es la famosa Suite 212 del hotel Claridge's, en Londres.

Hay una historia que cuenta que el ex primer ministro británico, Winston Churchill, cedió temporalmente una habitación de un hotel de Londres a Yugoslavia para que un príncipe pudiera nacer en territorio de su país. Pero, ¿qué hay de cierto en esta historia?

El 17 de julio de 1945, Reino Unido se hizo un poco más pequeño y Yugoslavia un poco más grande.

Bajo las órdenes de Winston Churchill, la suite 212 del Hotel Claridge's en Londres se convirtió en territorio yugoslavo solo por un día.

Esto permitió que Alejandro, el príncipe heredero de Yugoslavia y parte de la familia real exiliada, naciera en territorio de su país.

La puerta principal de la habitación se convirtió en una frontera internacional. El servicio de habitación se hizo en un país y se envió a otro.

Y la historia de la suite 212 se repite en la página web de la familia real de Serbia, en la historia oficial de Claridge's y en innumerables libros.

Solo hay un problema: parece que no hay ninguna prueba de que la historia sea verídica.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El príncipe Alejandro nació en una habitación del hotel Claridge's, en Londres.

En abril de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, Alemania y sus aliados atacaron y ocuparon el entonces Reino de Yugoslavia.

El rey Pedro II de Yugoslavia, que tenía entonces solo 17 años, abandonó el país con su gobierno, y viajó a Londres vía Atenas, Jerusalén y Cairo.

Y junto a su esposa, la reina Alejandra, se establecieron en uno de los mejores hoteles de Londres, el Claridge's, donde cuatro años después la reina se quedó embarazada.

Sin rastro en documentos oficiales

Esto presentaba a la familia real con un dilema.

Ellos querían que su primogénito, y en sus ojos, el futuro rey o reina de Yugoslavia, naciera en el país en el que iba a reinar.

Pero terminada la Segunda Guerra Mundial en Europa, Yugoslavia estaba en camino de convertirse en una república comunista.

Y así, dice la historia, el primer ministro británico Winston Churchill, le ofreció al rey Pedro II redibujar las fronteras británicas para convertir una pequeña parte de Londres en territorio yugoslavo, permitiendo al próximo rey nacer en territorio de su propio país.

Derechos de autor de la imagen Royal Family of Serbia
Image caption La familia real se exilió en Reino Unido cuando Alemania atacó el entonces Reino de Yugoslavia.

Pero si esta oferta realmente tuvo lugar, uno esperaría encontrar alguna prueba.

Una norma del Parlamento, quizás, o al menos un memorando oficial.

O una historia en los periódicos avisando a los británicos de que su territorio se había hecho más pequeño de un día para otro.

Pero parece que no hay nada.

Los Archivos de Churchill, que contienen millones de documentos digitalizados, no contienen ninguna evidencia.

Y en los Archivos Nacionales tampoco hay rastro.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ¿Le cedió Churchill a Yugoslavia una habitación de hotel en Londres?

De hecho, el único documento de 1945 en los archivos que menciona Yugoslavia y Claridge's es una carta al ministerio de Exteriores británico, fechada el 23 de julio de 1945.

Firmada por el Dr D Protitch, consejero de la Embajada de Yugoslavia, dice: "Tengo el honor de informarle que su majestad la reina Alejandra dio a luz a un niño en el Hotel Claridge's, y que el carnet de identidad y libro de racionamiento de su majestad llevan la dirección 41, Upper Grosvernor Street, W1".

En la carta no se menciona el acuerdo entre Churchill y el rey Pedro II.

Tampoco se menciona en Hansard, el libro que registra todo lo que se dice en el parlamento británico, ni tampoco, parece, en ningún periódico.

El acuerdo tampoco aparece en la biografía de Churchill escrita por Sir Martin Gilbert, ni en los diarios de Sir Alan Lascelles, secretario privado del rey Jorge VI de Reino Unido.

En algunas versiones de la historia, la suite 212 es cedida por el rey Jorge VI, que luego se convirtió en padrino del príncipe Alejandro.

Así que, si no hay prueba en Reino Unido de ese acuerdo de Churchill, ¿existe en algún otro sitio?

El príncipe Alejandro de Serbia

Derechos de autor de la imagen Familia Real de Serbia
Image caption El príncipe Alejandro
  • Fue reconocido como príncipe de la corona de Yugoslavia desde su nacimiento, el 17 de julio de 1945, hasta la abolición de la monarquía en noviembre de ese mismo año
  • Fue bautizado en la Abadía de Westminster
  • Estudió en la misma escuela que el príncipe Carlos de Inglaterra
  • Se formó en la Academia Militar Real en Sandhurst, y alcanzó el rango de capitán con misiones en Medio Oriente, Irlanda del Norte y Alemania Occidental, antes de abandonar el ejército en 1972
  • En la actualidad es jefe de la Casa de Karadjordjevic y pretendiente del trono de Serbia si se volviera a instaurar la monarquía en este país

"Por desgracia, todos los archivos hace tiempo que desaparecieron de la oficina de mi padre", le dijo el príncipe a la BBC.

"Los archivos incluían todos los de la guerra, entre ellos las largas cartas de Churchill, Roosevelt, Stalin y muchos otros".

"El documento sobre la cesión temporal de la habitación para mi nacimiento también desapareció", aseguró el príncipe Alejandro.

"Cuando nací, nunca tuve un certificado de nacimiento británico, dado que técnicamente había nacido en Yugoslavia".

La oficina del príncipe dice que la oferta de Churchill se hizo "muy probablemente" en mayo de 1945, durante un encuentro con el rey Pedro II.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El príncipe Carlos y el príncipe Alejandro fueron a la misma escuela.

Pero, ¿puede un primer ministro ceder partes de su país sin aprobar antes una ley?

"No hay poder que yo conozca, del primer ministro ni de ninguna otra persona, para designar territorio británico como parte de otro país, incluso solo de forma temporal", afirmó Bon Morris, experto constitucional en University College London.

"Esto requeriría un acto del parlamento", dice.

"De una forma u otra, una ficción romántica obtuvo credibilidad debido a la reputación que tenía Churchill de tener una generosidad impulsiva".

Oficial del ejército...británico

Lo que sí es seguro es que el joven príncipe recibió un pasaporte real yugoslavo, no uno británico.

Pero utilizarlo para viajar, con el mariscal Tito gobernando en Yugoslavia, era "muy difícil, imposible", según la oficina del príncipe.

Tito abolió la monarquía a finales de 1945 y retiró a la familia real la ciudadanía yugoslava el 8 de marzo de 1947, confiscando su propiedad con el mismo decreto.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El príncipe Alejandro Karadjordjevic volvió a Serbia la primera vez en el año 2000.

Cuando el príncipe estaba en su adolescencia, Reino Unido utilizó una ley del siglo XVIII para otorgarle la ciudadanía británica.

El Acto de Naturalización de Sofía, de 1705, se había utilizado para convertir a Sofía, nieta de Jaime I y madre de Jorge I, en ciudadana inglesa.

También permitió que sus descendientes fueran ciudadanos ingleses. Uno de ellos, su tátara, tátara, tátara, tátara, tátara, tátara, tátara nieto, es el príncipe Alejandro.

Como ciudadano británico, el príncipe se convirtió en oficial del Ejército Británico y luego trabajó en el sector de las finanzas en Estados Unidos.

Mientras, la caída del comunismo en Yugoslavia causó las guerras de los Balcanes y la ruptura del país.

Volver a casa

Pero después de que Slobodan Milosevic dejara el poder en 2000, el nuevo gobierno de Yugoslavia (entonces ya solo formado por Serbia y Montenegro) se dirigió a la familia real y reinstauró la ciudadanía yugoslava.

La ceremonia tuvo lugar el 12 de marzo de 2001, en la suite 212 de Claridge's.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La caída de Slobodan Milosevic facilitó el retorno a Serbia de la familia real.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El príncipe Alejandro ocupó el Palacio Real en Belgrado (Serbia) en julio de 2001.

"Yo empecé mi vida como emigrado", dijo entonces el príncipe Alejandro. "Estoy muy feliz de que, como familia, podamos volver a casa como ciudadanos".

Solo cuatro meses después, la familia se mudó al palacio real en Belgrado. Era el 17 de julio de 2001.

Exactamente 56 años después de nacer en Londres, en una habitación que pudo ser, o no, territorio yugoslavo, el príncipe volvía a su país.

Temas relacionados

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.