"Soy hija única pero tengo 5 hermanos": los hijos de donantes de esperma que buscan sus raíces en internet

Ryan y Wendy Kramer Derechos de autor de la imagen Wendy Kramer
Image caption El marido de Wendy no podía tener hijos y decidieron recurrir a un banco de donación de esperma: su hijo Ryan nació en 1990. La pareja se divorció al año siguiente. (En la imagen. Ryan y Wendy Kramer).

Con apenas 2 años de edad, Ryan Kramer le preguntó a su mamá si su padre había muerto o qué había pasado con él.

Wendy Kramer, residente en Colorado, EE.UU., no quiso eludir la responsabilidad y trató de explicarle al pequeño, con la simplicidad que requería su edad, que había sido concebido con el esperma de un donante.

"Para cuando tenía 6 años", le cuenta Kramer a BBC Mundo, "Ryan ya decía que quería conocer a su padre biológico".

"Pensé '¡oh cielos!', pero lo traje al mundo en estas circunstancias tan particulares y por lo tanto le debía toda la ayuda para encontrar respuestas a sus preguntas'".

Así nació el Donor Sibling Registry (DSR), un sitio de internet en el que los hijos de donantes de esperma pueden ponerse en contacto con sus hermanastros e incluso con sus padres biológicos.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption El DSR fue fundado en 2000 para ayudar a individuos concebidos por donación de esperma, óvulos o embriones que buscan establecer contacto -deseado por las dos partes- con otras personas con los que comparten lazos genéticos.

Empezó como un pequeño grupo creado por los Kramer en Yahoo; ahora cuenta con más de 51.000 miembros y está presente en 105 países.

"El valor central de esta iniciativa es la honestidad", señala Kramer, que tiene la convicción de que las personas tienen el derecho fundamental a la información sobre sus orígenes biológicos e identidad.

Hija única con 5 hermanos

Fiona es una niña de 9 años que vive con su mamá en Australia.

Cuando en la escuela le preguntan si tiene hermanos, responde: "Soy hija única con 5 hermanos".

Ella también es precoz como Ryan. Desde los 2 años sabe que fue concebida por un donante de esperma de Los Ángeles, California.

Su madre, Alison, le dice a BBC Mundo que la niña habla con mucha madurez sobre el hecho de ser hija de un donante de esperma.

"Soy madre soltera por elección e invertí mucho tiempo con múltiples tratamientos de fertilización hasta que finalmente tuve éxito", le explica Alison a BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen Alison
Image caption Fiona y Lorna sólo se llevan un año.

"Durante toda la experiencia, me asesoré en las clínicas y leí mucha información en internet", cuenta.

"Todo esto me convenció de que contarle a mi hija la historia de su concepción desde el nacimiento sería lo mejor para ella emocional y psicológicamente".

Alison se inscribió en el DSR y también se apuntó en el registro de hermanos del banco de esperma donde había acudido su donante

Desde que se inscribieron en el registro fundado por Wendy Kramer, Fiona ha averiguado que tiene al menos 5 hermanos, aunque sólo tiene detalles de dos de ellos, Lorna y Trent.

"Lorna nació justo el día del primer cumpleaños de mi hija. Con su mamá tengo bastante contacto", afirma.

"La otra mamá se unió al DSR poco después de que naciera su hijo Trent. Es 8 meses más pequeño que mi hija y también es del mismo donante. Hemos intercambiado fotos pero la mamá en este momento no quiere una relación cercana así que el contacto es menos frecuente", agrega.

"Mi hija tiene fotos de los dos niños en su habitación y los llama hermanos. No le gusta decir hermanastros ya que para los otros niños es confuso y es demasiado difícil de explicar, además ella los considera hermanos".

Restricciones por confidencialidad

Los bancos de donación de esperma generalmente incluyen garantías de anonimato y confidencialidad, sobre todo mientras los niños tengan menos de 18 años.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los bancos de donación tienen estrictas condiciones para la revelación de datos de sus usuarios.

Para Wendy Kramer, pretender garantizar el anonimato no tiene sentido, menos en la era de las pruebas de ADN y los recursos que existen en internet.

En la página web del DSR hay un listado de cientos de clínicas, instituciones, médicos y bancos de donación. La persona interesada en conectar con posibles hermanos o con su padre biológico escribe sus datos; si tiene un número de donante, la búsqueda es más sencilla.

"Mucha gente no tiene un número de donante", indica Kramer. "Pero hay dos fuentes de información muy importantes: cuándo fue el nacimiento y dónde".

"Con estos dos datos hay muchas personas que han encontrado a sus parientes. A partir de ahí, la gente entra en contacto, comparte fotografías, historias e información médica".

Creemos que establecer contacto debe ser decisión del donante, de los hijos y de los padres, no de los bancos de donación".

Wendy Kramer, fundadora del DSR
Getty

Hasta ahora ha logrado establecer 13.500 conexiones, no sólo entre hermanos sino también entre padres biológicos e hijos.

"Creemos que establecer contacto debe ser decisión del donante, de los hijos y de los padres, no de los bancos de donación. No creo que debamos tener un intermediario que diga: 'Tienes que tener 18 años para poder hacer esto', es una edad arbitraria", subraya Kramer.

Sin embargo, los bancos de donación siguen estableciendo el requisito de los 18 años para revelar información, tal como le comunicó el California Cryobank a BBC Mundo:

"A los 18 años o más, cualquier hijo de un donante puede solicitar contacto anónimo con su donante. Si ambas partes están de acuerdo, el contacto se puede hacer como ellos decidan".

Vacaciones de hermanas

En el caso de Alison y Fiona, no van a intentar contactar con el padre biológico por respeto a la madre de Trent, que quiere esperar a que el niño tenga 18 años.

Derechos de autor de la imagen Alison
Image caption Las pequeñas Fiona y Lorna se quieren como hermanas.

"No poder conocer a mi donante de esperma hasta cumplir los 18 años, es decepcionante. Por supuesto me gustaría tener contacto con él ahora, sería muy bueno", dice la pequeña.

Pero su madre sí facilitó que conociera a su hermana Lorna.

"Cuando mi hija tenía 3 años y medio, nos fuimos de vacaciones a EE.UU. para visitar a unos familiares en Los Ángeles y también fuimos a la costa este para visitar a su hermanita de 2 años y medio y su madre", relata Alison.

"Las niñas se llevaron muy bien. El encuentro hizo que la otra persona fuera mucho más real para mi hija. Diría que la relación es muy similar a la que tiene con sus primos que viven en Escocia".

Derechos de autor de la imagen Alison
Image caption Fiona tiene contacto frecuente con Lorna y tiene fotos de ella en su habitación.

"El año pasado supimos por el banco de esperma que hay otros 3 hermanos ahí fuera en el mundo, no registrados en el DSR. Son dos chicos, uno sólo 5 semanas más joven que mi hija, y una chica más pequeña. No tenemos ningún contacto con ellos".

¿Y qué pasó con Ryan y la búsqueda de sus orígenes?

"Mi hijo localizó a su donante cuando tenía 15 años. Tiene una relación increíble y maravillosa con su padre biológico y sus abuelos", señala Kramer.

"Acabamos de pasar el fin de semana en San Francisco con toda la familia de su padre y también con mi madre, fue fantástico", asegura.

"Ryan pasó siete años inscrito en el DSR hasta encontrar a su primera hermanastra y al año siguiente encontró a otras dos. Sabe que debe haber al menos 10, aunque podrían ser ¡20 ó 30!".

Temas relacionados

Contenido relacionado