Tesla "Ludicrous Mode": el auto comercial más rápido del mundo será eléctrico y capaz de ir de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos

Auto de Tesla Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los modelos S y X gozarán de mayor autonomía y la aceleración más rápida del mercado.

Los hay con una aceleración más veloz pero ya están fuera de producción.

La empresa fabricante de autos eléctricos Tesla presentó este martes una nueva batería para la versión mejoradas de su Model S que lo convertirá en "el auto más rápido del mundo actualmente en producción".

Elon Musk, director ejecutivo de la empresa con sede en Silicon Valley, California, calificó la nueva batería como un "importante hito".

Musk explicó que la química celular de la batería es la misma pero que el producto mejorado almacena más energía en el mismo espacio.

El empresario declaró que la nueva batería de 100 kilovatios la hora convertirá la alta gama del sedán Model S, llamado P100D, en el auto con una aceleración más rápida actualmente en producción.

Los modelos LA Ferrari y Porsche 918 Spyder, que cuestan más de un millón de dólares, son más veloces pero ya no se fabrican.

"Lo eléctrico es el futuro"

"Estos son hitos muy importantes y creo que ayudarán a convencer a la gente de todo el mundo que lo eléctrico es el futuro", señaló Musk durante una conferencia telefónica con periodistas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Elon Musk calificó el anuncio de este martes como hito significativo.

La nueva batería extiende la autonomía de las versiones mejoradas del Model S mucho más allá de los 482 kilómetros, según datos de Tesla.

El dispositivo estará también disponible para el Model X, que tendrá una aceleración de 2,9 segundos.

Musk puso el siguiente ejemplo: con tiempo no muy caluroso, un conductor podrá manejar de San Francisco a Los Ángeles, una ruta de unos 620 kilómetros, sin necesidad de recargar la batería.

El pasado mes de mayo, Tesla anunció que está acelerando los planes de producción para su próximo modelo, el sedán Model 3, que será más asequible y fabricará un total de 500.000 vehículos eléctricos para 2018, dos años antes de lo planeado.

Inversores poco impresionados

Tesla advirtió que la inversión también tendrá que subir.

Sin embargo, los inversores no parecían especialmente impresionados por la nueva batería presentada este martes por Musk.

El dispositivo en sí, con la nueva autonomía y la velocidad de aceleración si es impresionante, pero los inversores se preguntan hasta qué punto supondrá más ganancias para la empresa, que este mes presentó unas pérdidas más pronunciadas de lo esperado.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Con la nueva batería, el Model S costará unos US$135.000.

La nueva batería supone US$27.000 adicionales sumados al precio inicial. Esto aumenta el costo del Model S, con "Ludicrous Mode", hasta los US$135.000, un precio difícilmente asequible para el público general en el mercado de EE.UU.

Como mucho, según los cálculos de Musk, esta novedad añadirá un 3% a los ingresos anuales de la empresa.

Al mismo tiempo, consciente de lo exclusivos que son los modelos S y X, Musk explicó que con esos ingresos, la empresa puede fabricar el Model 3, que costará unos US$35.000 y será la apuesta de Tesla para ganarse el mercado general.

Temas relacionados

Contenido relacionado