4 preguntas para comprender cómo WikiLeaks puso en peligro la vida de menores abusados sexualmente

WikiLeaks Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption WikiLeaks se define como un "servicio público diseñado para proteger a denunciantes, periodistas y activistas que tienen información sensible que quieren comunicar".

Para algunos, la plataforma web WikiLeaks es un baluarte de la verdad.

Pero para sus críticos, su política de transparencia es una amenaza a la seguridad personal.

Una reciente investigación de la agencia de noticias Associated Press (AP) encontró que la plataforma web fundada por Julian Assange en 2006 publicó nombres y direcciones de adolescentesvíctimas de violaciones y abusos sexuales.

El estudio también reveló que la organización dio a conocer información de carácter privado sobre personas con problemas mentales.

Y, en otro caso, hizo público el nombre de un ciudadano saudí detenido por ser homosexual "algo relevante dado que, en ese país, la homosexualidad puede llevar al ostracismo social, a ser condenado a prisión o, incluso, a pena de muerte", explicó AP.

En el último año, Wikileaks ha publicado decenas de historiales médicos de ciudadanos de a pie

Associated Press

Afloran las dudas sobre si el sitio web debería ser más cauteloso a la hora de publicar informaciones de carácter tan sensible.

O si, tal vez, jamás debería haber llegado a publicar esos (y otros) documentos.

Pero, ¿están justificadas tales acusaciones?

En BBC Mundo buscamos la respuesta a través de cuatro preguntas.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Julian Assange, fundador de WikiLeaks, lleva años en el punto de mira.

1. ¿Qué reveló la investigación de AP?

WikiLeaks nació con el propósito de "ayudar a publicar información secreta, documentos clasificados y datos filtrados".

El sitio se define como "un servicio público diseñado para proteger a denunciantes, periodistas y activistas que cuentan con información sensible que quieren comunicar al público".

Y Assange mencionó en sus primeras entrevistas que el sitio web pretendía ser "una biblioteca gigante de los documentos más perseguidos del mundo".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption AP encontró información médica confidencial en documentos compartidos por WikiLeaks.

Pero cuando AP realizó una investigación a fondo, dio con cientos de casos en los que había información personal sensible a la que se podía acceder fácilmente en documentos y archivos.

Y suponía una amenaza para la integridad de los afectados.

En los peores casos, la información revelada podía poner vidas en peligro o propiciar el encarcelamiento o el acoso hacia algunas personas, explicó AP.

Pero el informe también reveló otros riesgos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption WikiLeaks dijo en Twitter que la investigación de AP era "ridícula".

El analista de seguridad Vesselin Bontchev encontró más de 3.000 enlaces de archivos que contenían malware (software malicioso) en unos emails de un partido político en Turquía, el AKP.

WikiLeaks reaccionó a través de Twitter, tachando el informe de "ridículo" y diciendo que esa información databa de 2015.

Sin embargo, tomó algunas medidas para dificultar que las víctimas cayeran en el virus de los archivos del AKP, aunque los enlaces peligrosos no fueron eliminados en su totalidad.

"Sólo en el último año, el grupo radical protransparencia ha publicado historiales médicos pertenecientes a decenas de ciudadanos de a pie, y cientos más vieron cómo información sensible familiar, financiera o datos de identidad fue publicada en la red", dijo AP.

2. ¿A quiénes ha perjudicado?

Diferentes grupos de derechos humanos pidieron en varias ocasiones a WikiLeaks que tomara más medidas para censurar información publicada en sus documentos.

Temían represalias hacia los activistas, voluntarios y ciudadanos que aparecen en los datos filtrados.

Derechos de autor de la imagen Ej'ercito estadounidense/ AP
Image caption La exsoldado y analista de inteligencia estadounidense Chelsea Manning cumple una sentencia de 35 años por filtrar información.

Además, AP dijo que tiene pruebas de que hay estafadores que usaron números de tarjetas de crédito y otros detalles personales revelados en algunos documentos.

Y otras filtraciones hicieron que algunas personas perdieran su trabajo o una relación personal.

El gobierno de EE.UU. también condenó en varias ocasiones a WikiLeaks, asegurando que ciertas publicaciones sobre relaciones diplomáticas pusieron en riesgo la vidas de personas en puestos de responsabilidad.

Cuando el informante pasa a ser parte de la historia las aguas comienzan a enturbiarse

Christian Christensen, Universidad de Estocolmo (Suecia)

En 2010, Julian Assange le contó al diario The Guardian que la filtración de WikiLeaks de 2007 sobre corrupción en Kenia influyó en el auge de violencia en ese país durante las elecciones nacionales, la cual se saldó con 1.300 muertos.

Pero Assange justificó la publicación de los archivos diciendo que los keniatas tenían derecho a conocer la información.

3 ¿A quiénes ha beneficiado y cómo cambió con el tiempo?

Christian Christensen, experto en medios y comunicación y profesor de Periodismo en la Universidad de Estocolmo, en Suecia, dice que también benefició a mucha gente.

"A la larga, hicieron el bien", le cuenta a la BBC.

Las primeras filtraciones delataron abusos de empresas y gobiernos a una escala nunca vista antes, señala Christensen.

Según el especialista, WikiLeaks facilitó a denunciantes y activistas la obtención de información de dominio público.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Edward Snowden prefiere trabajar directamente con periodistas que utilizar WikiLeaks.

Christensen sostiene que la organización opera ahora en un mundo muy diferente que hace una década, cuando fue fundada.

Para empezar, dice el académico, antes había mucha más competencia. Y publicar rápidamente, haciendo lo mínimo por seleccionar la información relevante, era la forma en que WikiLeaks podía seguir teniendo relevancia.

Christensen dice que ha habido un cambio en el tipo de información que publica la plataforma.

Ahora la ya no es tanto sobre casos claros de daño o abuso de poder, sino que tiene mucho más que ver con temas que son, en menor medida, una cuestión de blanco o negro, señala.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Quienes defienden a WikiLeaks lo consideran un baluarte de la verdad.

Existe el peligro, dice Christensen, de que WikiLeaks sea ahora parte de la historia y no solamente el informante.

"Cuando eso sucede, las aguas comienzan a enturbiarse", advierte.

4. ¿Por qué no censura los documentos?

En los primeros años, WikiLeaks puso más cuidado son la publicación sensible que filtraba.

Los periódicos con los que trabajaba hicieron el trabajo de eliminar cierta información de los documentos sobre las guerras en Afganistán e Irak.

Assange dijo en varias ocasiones que la gran cantidad de documentos que maneja WikiLeaks hacía imposible censurarlos o editarlos si debían ser lanzados en un momento preciso.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption ¿Debería WikiLeaks haber censurado los documentos que contenían información sensible, como los historiales médicos?

En algunos casos, no hay forma de contactar con quien cedió los documentos, haciendo difícil averiguar qué información podría resultar perjudicial.

La falta de supervisión generó críticas, especialmente en cuanto a la publicación de cerca de 300.000 correos electrónicos del AKP, los cuales, aparentemente, contenían datos más banales que valiosos.

Publicar información no siempre es un acto de libertad. También puede ser un acto de agresión u opresión

Steven Aftergood, abogado y crítico de WikiLeaks

WikiLeaks practica lo que llama "transparencia radical", dice Christensen.

Y eso, advierte, le lleva a creer que exponer la corrupción, la malversación y el abuso de poder justifica el daño que puede causar a los individuos.

Irónicamente, la organización que aboga por la "transparencia radical" nunca ha revelado cuántas personas trabajan en ella ni quién supervisa la información publicada.

"La publicación de información no siempre es un acto de libertad", dijo el abogado Steven Aftergood, destacado defensor de la transparencia y uno de los principales críticos de WikiLeaks.

"También puede ser un acto de agresión u opresión", advirtió.

Assange, sin embargo, aseguró que está dispuesto a seguir revelando nuevos documentos. Y la próxima persona en su punto de mira es la candidata demócrata a la presidencia de EE.UU., Hillary Clinton.

Las informaciones que quiere publicar, dijo Assange este jueves, tendrán un impacto "significativo" en los comicios de noviembre que enfrentarán a Clinton con el candidato republicano, Donald Trump.

Derechos de autor de la imagen AP

Temas relacionados

Contenido relacionado