Tres meses después, Brock Turner, el autor de la violación en la Universidad de Stanford que indignó a Estados Unidos sale de prisión

  • 2 septiembre 2016
Brock Turner sale de la cárcel Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Brock Turner abandonó la cárcel del condado de Santa Clara, California este viernes.

El caso provocó tal indignación en Estados Unidos a mediados de año, que hasta el vicepresidente Joe Biden salió a defender a la víctima.

La violación sucedida en la Universidad de Stanford, en California, vuelve a ser noticia porque el culpable de aquel ataque sexual salió de prisión tres meses después de ser hallado culpable.

Brock Turner, de 21 años y excampeón de natación, agredió a la mujer fuera de una casa de fraternidad en enero de 2015 y por ello fue condenado en junio a seis meses de reclusión y tres años de libertad condicional supervisada.

Este viernes salió de la cárcel del condado de Santa Clara, en San José, California, después de pasar ahí tres meses.

Los presos en California por lo general cumplen el 50% de sus penas antes de ser excarcelados.

Turner, que salió de la cárcel sin hacer comentarios a la prensa, al parecer tiene la intención de volver a Ohio a vivir con sus padres.

Bajo los términos de su liberación, se enfrenta a tres años de libertad condicional supervisada y será registrado como un delincuente sexual por el resto de su vida.

La oficina del sheriff local en Ohio dijo que Turner será tratado "de la misma manera que cualquier otro delincuente sexual que es monitoreado".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Turner era un campeón de natación en la Universidad de Stanford con perspectivas olímpicas.

La condena del exnadador provocó una ola de protestas y críticas porque era considerada demasiado leve.

Durante el juicio, los fiscales acusadores habían pedido una pena de seis años de prisión.

El juez Aaron Persky, que dictó la sentencia, expresó su preocupación por el impacto de la prisión en Turner entre sus argumentos para la pena.

También alegó que el joven de 21 años no tenía antecedente alguno y hablo del "carácter positivo" de su comportamiento.

El padre del violador, Dan Turner, también provocó indignación en el caso cuando dijo que su hijo no debería ser condenado por "20 minutos de acción".

El pasado 25 de agosto, el juez Persky anunció que, por decisión propia, dejará de procesar casos penales y a partir del 6 de septiembre se dedicará a la justicia civil.

El testimonio de la víctima

El caso salió a la luz después de que dos testigos afirmaron haber visto a Turner agredir sexualmente a una mujer que yacía en el suelo inconsciente en enero de 2015.

La víctima, que usa el seudónimo de Emily Doe, realizó una impactante declaración que fue leída por millones y que conmovió al vicepresidente estadounidense, Joe Biden.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Turner se benefició con la excarcelación temprana por buen comportamiento.

Según el testimonio de la mujer, a través de una emotiva carta dirigida directamente a su agresor, ella asistió a una fiesta con su hermana menor y lo siguiente que recuerda es despertar en una camilla de hospital, llena de sangre seca y vendas en su cuerpo.

"Tú no sabes quién soy, pero has estado dentro de mí. Por eso hoy estamos aquí", comienza la misiva.

La víctima relató que, todavía sin entender por qué estaba en el hospital, fue al baño.

"Me bajé los pantalones de hospital que me habían dado e intenté bajarme la ropa interior, pero no había nada. Todavía recuerdo la sensación de mis manos tocando mi piel sin encontrar (la ropa interior) Miré hacia abajo y no había nada. Sólo una delgada pieza de tela, era lo único en mi vagina. Todo lo demás había desaparecido y todo dentro de mí, silenciado", leyó la víctima que no ha sido identificada públicamente.

"Todavía no tengo palabras para esa sensación", continuó.

Conocida la condena para Turner, Emily Doe expresó su decepción por la "suave condena" que su agresor recibió.

Protestas por la liberación

La salida de Turner este viernes atrajo a un grupo de personas que protestaron por esta decisión, explica la corresponsal de BBC Mundo en Los Ángeles, Beatriz Díez.

"Se fue. No es cosa nuestra ya. Debe estar en prisión", dijo la alguacil del condado de Santa Clara, Laurie Smith, después de que Turner, protegido por agentes, eludió a los medios y a las personas que protestaban y se metió en el vehículo que lo esperaba,

En California es común que los presos sean puestos en libertad antes de cumplir la sentencia por buen comportamiento.

Una de las mujeres allí presentes, Sandra Pfeiffer, habló con la emisora local KQED:

"Otra gente va a prisión por mucho tiempo. ¿Por qué salió en 90 días?", se quejó Pfeiffer, quien se identificó como sobreviviente de una violación. "¿Por qué? ¿Por qué? No tiene sentido".

California aprobó recientemente un proyecto de ley, que todavía debe ser sancionado, para agravar las sentencias de los condenados por agredir sexualmente a una persona inconsciente o intoxicada.

Contenido relacionado