El impresionante récord de Game of Thrones y 4 detalles memorables de una gala de los Emmy marcada por la política

Equipo de Game of Thrones Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La serie Game of Thrones consiguió 12 de los 23 premios Emmy para los que estaba nominada.

Cuenta la tradición que, en general, las películas o series fantásticas no tienen éxito en las entregas de premios de las academias de las artes de Estados Unidos.

Pero que se lo digan a los productores de Game of Thrones, que este domingo se convirtió en la serie más premiada de toda la historia en los Emmy, sólo por detrás del programa de variedades Saturday Night Live.

Además, con los 12 galardones que la Academia de Televisión de EE.UU. le entregó en esta 68ª edición de los Emmy, la serie producida por el canal estadounidense HBO igualó su propio récord establecido en la edición del año anterior.

Pero a esto volveremos más tarde.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Este año, la serie igualó su récord de 12 galardones.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Emilia Clarke es una de las protagonistas de "Game of Thrones".

La gala, presentada por el comediante Jimmy Kimmel, estuvo marcada por numerosas referencias a la situación política que vive un Estados Unidos en plena campaña electoral ante los comicios del próximo 8 de noviembre.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jimmy Kimmel hizo una presentación dinámica y entretenida. Sin embargo, su broma sobre una inminente aparición de Bill Cosby para entregar un premio no pareció hacer mucha gracia y se encontró con el silencio de la sala.

Desde una sorpresiva y cómica aparición del republicano Jeb Bush hasta una comparación entre Donald Trump y Adolf Hitler, la pelea por la Casa Blanca estuvo muy presente en el teatro Microsoft de Los Ángeles, California.

Te contamos los puntos más destacados de la gran fiesta de la televisión estadounidense.

1. Los ganadores

Se impusieron en las nominaciones y corroboraron su éxito en los premios: Game of Thrones se alzó con 12 premios y la miniserie The People v. O.J. Simpson:; American Crime Story logró 9.

En la sección de comedia, Veep repitió el premio del año pasado y su actriz Julia Louis-Dreyfus obtuvo su quinto Emmy consecutivo por el mismo papel.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption En una emocionada intervención, la actriz Julia Lous-Dreyfus reveló que su padre murió el pasado viernes.

Los principales ganadores de los premios Emmy 2016 fueron:

  • Serie dramática: Game of Thrones
  • Serie de comedia: Veep
  • Miniserie: The People v. O.J. Simpson: American Crime Story
  • Película para TV: Sherlock: The Abominable Bride
  • Actor de serie dramática: Rami Malek, por Mr. Robot
  • Actriz de serie dramática: Tatiana Maslany, por Orphan Black
  • Actor de reparto de serie dramática: Ben Mendelsohn, por Bloodline
  • Actriz de reparto en serie dramática: Maggie Smith, por Downton Abbey
  • Actor en serie de comedia: Jeffrey Tambor, por Transparent
  • Actriz en serie de comedia: Julia Louis-Dreyfus, por Veep
  • Actor de reparto en serie de comedia: Louie Anderson, por Baskets
  • Actriz de reparto en serie de comedia: Kate McKinnon , por Saturday Night Live
  • Actor en miniserie o película de TV: Courtney B. Vance, por The People v. O.J. Simpson: American Crime Story
  • Actriz en una miniserie o película de TV: Sarah Paulson, por The People v. O.J. Simpson: American Crime Story
  • Actor de reparto en una miniserie o película de TV: Sterling K. Brown, por The People v. O.J. Simpson: American Crime Story
  • Actriz de reparto en una miniserie o película de TV: Regina King, por American Crime.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La miniserie que recrea el juicio de 1995 contra el exjugador de fútbol americano O.J. Simpson obtuvo 9 premios Emmy.

2. Jeb Bush, comediante

El exgobernador de Florida, el republicano Jeb Bush, quien aspiró a la nominación de su partido como candidato para las presidenciales de noviembre, despertó las risas del público al aparecer como conductor de Uber (la app de transporte privado).

Fue durante el montaje inicial de presentación de la ceremonia y, para sorpresa de quienes le consideran una persona aburrida, Bush bromeó sobre su nuevo trabajo y también se rio de su propio fracaso al no conseguir la nominación republicana.

Bush le preguntó a Kimmel si estaba nominado a algún premio, que sí lo estaba, y dijo:

"Bueno, esto es lo que yo sé. Si haces una campaña positiva, los votantes al final tomarán la decisión correcta".

Para luego añadir: "Jimmy, era una broma. Sal del auto".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jimmy Kimmel responsabilizó entre risas a Mark Burnett como productor del programa The Apprentice del auge de Donald Trump.

3. "Un monstruo peligroso": duras críticas a Trump

"Ya no tenemos que ver programas de telerrealidad porque vivimos en uno", dijo el presentador Jimmy Kimmel en su monólogo inicial.

Ahí aprovechó para reclamar a Mark Burnett, productor del programa de telerrealidad The Apprentice ("El aprendiz"), por el surgimiento de Donald Trump.

Pero la acusación más dura contra el candidato republicano llegó de parte de Jill Soloway, que recibió el premio a mejor dirección de comedia por la serie Transparent.

Soloway comparó a Trump con Hitler y lo describió como "uno de los monstruos más peligrosos de nuestra vida".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Además de criticar a Trump, la directora JIll Soloway abogó por los derechos de la comunidad LGTBI.
Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Jeffrey Tambor pidió que se le dé oportunidades al talento transgénero.

4. "El muro entre comedia y política está destruido"

Las menciones a la política no sólo tuvieron a Trump como objetivo. También hubo comentarios generales sobre el actual clima político y el papel de los medios.

Julia Louis-Dreyfus ironizó: "Creo que Veep destruyó el muro entre la comedia y la política. Nuestra serie empezó como una sátira política y ahora parece más un documental".

También hubo referencias a la candidata demócrata Hillary Clinton, pero fueron más veladas y en general para mostrarle apoyo.

Tal fue el caso de Kate McKinnon, la actriz premiada por Saturday Night Live, que en su lista de agradecimientos incluyó el nombre de la exsecretaria de Estado estadounidense.

O la despedida de Courtney B. Vance, quien antes de abandonar el escenario tras recoger su Emmy como mejor actor de miniserie exclamó: "Obama out, Hillary in".

5. "El invierno está aquí" y llega con un imponente récord

Pero volvemos al inicio, porque si la gala tuvo distintos protagonistas a lo largo de la noche, en su tramo final Game of Thrones recuperó el centro de la atención.

El premio como mejor serie dramática supuso su 38º Emmy y sobrepasó así a la comedia Frasier, que hasta ahora ostentaba el récord.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Actualmente "Game of Thrones" está en su 6ª temporada. Los productores anunciaron recientemente que la octava temporada será la última.

Saturday Night Live (SNL) sigue por delante pero cabe recordar que es un programa de variedades y lleva más de 40 años al aire.

Teniendo en cuenta que a Game of Thrones le quedan todavía dos temporadas, no es impensable imaginar que pueda superar también a SNL.

Temas relacionados

Contenido relacionado